Un buque encallado en el Canal de Suez pone en jaque al comercio mundial

Economía

Uno de cada diez barcos dedicados al comercio marítimo internacional atraviesan el Canal de Suez para ahorrarse miles de kilómetros.

La navegación en el Canal de Suez quedó este jueves suspendida temporalmente hasta que se pueda desencallar el gigantesco buque portacontenedores que bloquea desde el miércoles el tráfico en esta ruta comercial clave entre Europa y Asia, una tarea que está siendo extremadamente complicada.

La empresa japonesa Shoei Kisen Kaisha, propietaria del gigantesco buque, admitió este jueves que se están enfrentando a "una dificultad extrema" para poner de nuevo a flote el navío.

Canal de Suez (2).jpg

El incidente, ocurrido en la noche del martes al miércoles, provoca atascos masivos de navíos e importantes retrasos en las entregas de petróleo y otros productos comerciales.

La Autoridad del Canal de Suez (SCA) desplegó desde la mañana del miércoles varios remolcadores que intentan desencallar al gigantesco buque portacontenedores, de 400 metros de eslora.

El bloqueo provocó un alza en los precios del crudo de casi 6% el miércoles impulsados por temores sobre el abastecimiento.

Canal de Suez (1).jpg

Expertos citan vientos fuertes como una de las causas del incidente en este barco de 60 metros de altura. La SCA también habla de una tormenta de arena, un fenómeno común en Egipto en esta época del año, que reduce la visibilidad e hizo que el navío se desviara.

Enlace marítimo entre Europa y Asia, esta ruta permitió que los navíos no tuvieran que dar la vuelta al continente africano (por ejemplo 6.000 km menos entre Singapur y Rotterdam), pero también ha vivido el peso de varias guerras y años de inactividad.

Un incidente como el ocurrido tiene entonces consecuencias ya que por esta vía de navegación pasa un 10% del comercio marítimo internacional, según los expertos.