Por las trabas para comprar dólar ahorro, se duplicaron las cuentas para adquirir dólar Bolsa

Economía

Hubo un crecimiento del 54% en las cuentas comitentes, que permiten intercambiar activos financieros a través de inversiones o por tipos de cambio libres como el MEP y el contado con liquidación.

Con las restricciones a la compra de dólares, los argentinos empezaron a buscar variantes para seguir ahorrando en la moneda norteamericana. Una de ellas es la apertura de cuentas comitentes, que permiten intercambiar activos financieros ya sea para la inversión o bien para acceder a dos tipos de cambio libres que son el dólar MEP y el contado con liquidación, éste último para empresas.

Según información de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA), entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020 hubo un crecimiento del 54% en las cuentas comitentes. Éstas pasaron de 423.000 a 650.000, informó el diario La Nación. Algunas cuentas se abrieron y también otras se fueron cerrando, ése número da cuenta de todos los movimientos.

Pero específicamente, en 2020 se abrieron más de 515.000 nuevas cuentas, siendo julio y octubre los meses que más proliferaron, 53.438 y 57.284 respectivamente. En ambos meses, el Gobierno restringió la compra del dólar ahorro.

Las cuentas se abren a través de un banco o de un agente de compensación y liquidación y suelen tener costos de apertura y de mantenimiento asociados. Se vincula a una cuenta bancaria desde donde se transferirá el dinero para luego invertir en acciones, bonos o cedears (Certificados de Depósito Argentinos) .

Los cedears son instrumentos con operatoria local, y las grandes empresas extranjeras son la principal explicación del crecimiento de las cuentas comitentes, según explicó Alejandro Berney, CEO de BYMA a La Nación. "Quienes tienen cuentas comitentes no están comprando dólares, sino activos, más que nada porque quieren diversificar riesgo", dijo.

Estos certificados de acciones extranjeras que se negocian en la Bolsa local operan por día el triple en volumen que las acciones locales. "En realidad, quien compra un Cedear no está posicionado en dólares sino en un activo determinado, y su rendimiento va a flotar a la par de esa empresa. Ese rendimiento medido en pesos incluye la variación en el CCL. Obtener ganancias en moneda dura dependerá de la performance de la compañía en el mercado internacional", dijo Mateo Reschini, senior research analyst de StoneX.

La herramienta se convirtió en una de las preferidas de las empresas con capacidad de ahorro e inversión en un año letal para la economía argentina, tras el arrastre de 2 años de recesión y una caída del PBI en 2020 que rondará el 12% por la pandemia de coronavirus.