La inflación de la Ciudad en junio fue de 7,1%

Economía

Aún con el alto impacto de alquileres de vivienda, el costo de vida en la Ciudad de Buenos Aires bajó por tercer mes consecutivo, aunque sea unos decimales.

El Índice de Precios al Consumidor de la ciudad de Buenos Aires (IPC BA) tuvo en junio último un alza mensual del 7,1%, en tanto el incremento acumulado en el primer semestre de 2023 ascendió al 51,2%, y en la medición interanual al 118,6%, informaron desde la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

La inflación de junio de 2023 estuvo marcada por la incidencia del rubro vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con un alza del 10,2%, debido al impacto de los alquileres, en tanto alimentos y bebidas no alcohólicas -el de mayor ponderación en el índice- registró una suba del 5,8%.

El informe del organismo de la Ciudad de Buenos Aires se dio a conocer antes de la difusión de la inflación para todo el país que hará el 13 de julio el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El 7,1% de inflación de junio marca un descenso en relación con el 7,8% de abril y 7,5% de mayo, completando dos bajas consecutivas por primera vez en el año.

Los precios de los servicios crecieron un 7,9% y los de los bienes un 6,1%, mientras que en otra de las clasificaciones, los precios regulados aumentaron un 7%, los estacionales un 2,9% y los que constituyen el resto de la muestra un 7,9%.

Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles promedió una suba de 10,2% y contribuyó con 1,84 puntos porcentual a la variación general, al impactar principalmente los ajustes en los valores de los alquileres y, en menor medida los incrementos de los gastos comunes por la vivienda y de las tarifas residenciales del servicio de electricidad.

Alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó 5,8%, con una incidencia de 1,06 puntos, con los principales impulsos de pan y cereales (8,6%) y leche, productos lácteos y huevos (8,4%).

En menor medida, se destacaron las alzas en carnes y derivados (2,6%) y en azúcar, repostería y postres (11,9%).

Restaurantes y hoteles promedió una suba de 80% e incidió 0,90 puntos, como resultado de los incrementos en los precios de los alimentos preparados en restaurantes, bares y casas de comida y, en menor medida, en las tarifas del servicio de alojamiento en hoteles por motivos turísticos.

Salud aumentó 6,7%, con una incidencia de 0,55 puntos, por alzas en las cuotas de medicina prepaga y en los valores de los medicamentos.

Transporte registró un incremento de 5,3% e incidió 0,53 puntos, debido principalmente a las subas en los precios de los automóviles y de los combustibles y lubricantes para vehículos de uso del hogar.

Embed

Dejá tu comentario