Encargados de edificios alcanzaron un acuerdo salarial: de cuánto es el básico

Economía

Tras el anuncio, el sindicato advirtió que buscará una nueva recomposición esta misma semana. Cuál es el impacto en las expensas.

La Federación Argentina de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (Fateryh) acordó un incremento salarial del 45% para febrero y pautaron con las cámaras del sector empleador volver a reunirse a fines de mes para evaluar una nueva recomposición. El alza se trasladará a las expensas que se pagan en los edificios en línea con el incremento salarial.

“El país atraviesa una crisis sin precedentes. Este duro momento exige mucha responsabilidad y apoyo para todos los trabajadores y trabajadoras”, escribió junto a un comunicado Víctor Santa María, secretario general del SUTERH.

Además, detalló que se cerraron “las negociaciones paritarias con un 45% de aumento sobre el sueldo básico de enero de nuestros afiliados”. “La creciente inflación acumulada a lo largo de 2023 y las imprevistas medidas en el sector de la economía adoptadas a partir de diciembre, impactan en el incremento del costo de vida, en el aumento de precios y en la pérdida del poder adquisitivo de los salarios”, se lee en el escrito.

“Este escenario interpela a las partes en aras del cumplimiento efectivo de la demanda constitucional de condiciones dignas de trabajo, suficiencia del salario base de la subsistencia de los trabajadores/as, e indica la necesidad de mantener el poder adquisitivo de la remuneración”, agregó.

Los nuevos sueldos de los trabajadores de edificios

El acuerdo paritario firmado entre las partes establece que en el sueldo de febrero, los encargados con vivienda de la primera categoría percibirán $529.772, mientras que los que no tienen domicilio allí, recibirán $622.694 pesos. El salario más elevado es para los que tienen cargo de “intendente”, quienes obtendrán de básico $793.308 para todas las categorías, sin distinción.

Lo trabajadores que perciben adicionales tendrá una suba mayor, ya que se les debe añadir, según el caso, plus por antigüedad, que cada año representa $10.378, el retiro de residuos por cada unidad, que es de $946,7, un plus de 50% por “zona desfavorable”, o un extra de $21.732 por mantenimiento de pileta y limpieza del agua, entre otras.

Con estos nuevos aumentos, el básico de un encargado permanente con vivienda de la cuarta categoría llega a $441.477, mientras aquel que tenga el cargo de intendente cobrará un piso de $793.308. Para ambos casos, los adicionales trepan por encima de $130.000.

Embed

Dejá tu comentario