El dolor de Sabrina Rojas tras su separación de Luciano Castro

Espectáculos

Alejada definitivamente de uno de los galanes más deseados, a la actriz se la vio en un conocido boliche con varios kilos menos y evitó hablar de la ruptura.

Luciano Castro y Sabrina Rojas terminaron su relación de dos años, tras intentar sobrellevar varias crisis. La rubia dejó la casa que compartían en Olivos y se mudó a Núñez. Mientras intenta retomar su vida,  se la pudo ver en un boliche porteño donde sorprendió por su extrema delgadez.

Tras la ruptura, la rubia fue fotografiada en Ink, un boliche del barrio porteño de Palermo donde suelen ir los famosos, y a pesar de llevar una sonrisa en su rostro y posar para los flashes, los vestigios del desamor se notaron en su figura.

Con un look totalmente relajado, jeans clásicos y una musculosa blanca, Rojas dejó a la vista las consecuencias de la separación de Castro, con quien convivía hacía casi dos años.

"Yo lo adoro pero ya está", fueron las palabras que utilizó Sabrina para referirse a su estado civil actual. La modelo de Leandro Rud prefiere no ahondar en el tema y retomar su vida, lejos de uno de los hombres más codiciados de la farándula.

La pérdida inmediata de peso luego de una frustración amorosa es muy común en las mujeres, y Sabrina no quedó exenta. Será cuestión de que supere el duelo y pueda volver a enamorarse y recuperar esos kilitos.

Dejá tu comentario