Parece que "Patinando 2008" viene algo devaluado 

Espectáculos

Hacedor de los más grandes éxitos de la televisión, Marcelo Tinelli y su equipo de Ideas del Sur saben, mejor que nadie qué y cómo rinde en la gente que los sigue.

Y así como de un tosco desafinado salen 25 puntos de ráting, de una torta otros 20 y de un bailarín gordo lo mismo, también conocen una máxima futbolera: “equipo que gana no se toca”.

Y por eso, si bien la actual edición de “Bailando” viene un poco devaluada en cuanto a audiencia en relación a la anterior, no deja de ser el gran éxito de la televisión actual, recién ahora amenazado por “El talento argentino”, pero rendidor todo el mes para la productora y el canal.

Inicialmente, la fecha de partida a las pistas gélidas de las y los patinadores iba a ser cerca de julio, y después se pasó a principios de este mes. Aunque ahora, la decisión apuntaría a que este debut helado se produjera recién a fines de este mes o a principios del otro.

Es que el “Bailando” sigue rindiendo y, encima, hay cierta percepción de que, pese a haberse lanzado las chicas a los medios y los escándalos, no lograron mover el amperímetro de la expectativa como se suponía.

Las chicas viajaron al glaciar, se dividieron en grupos supuestamente ofensivos, se tiraron de los pelos, hablaron pavadas unas de otras, se generaron romances tan precoces como volátiles y nada.

Muchas de ellas, más allá de los rubios de sus peinados o ausencias de prendas de vestir aún a la hora de comprar mortadela en el almacén del barrio, no son de lo más conocidas.

Algunas ya tuvieron sus minutos de fama en realitys –otros--, tuvieron su romance con “la Tota Santillán”, participaron de algún otro programa de soñadores o condujeron algún noticiero televisivo en otra etapa de sus vidas menos informal. Pero de todas formas, al menos hasta que empiecen sus deslizamientos sobre los conglomerados de cubitos, lo suyo viene medio devaluado.

Sumado a algunas que, en las previas de los ensayos, se caen, se lastiman, y no saben si podrán hacer lo suyo ante millones de personas.

La cuestión es que, antes o después, Ideas y Marcelo las sacarán del freezer y ahí se verá si enfrían o calientan la pantalla.

Dejá tu comentario