La confesión de María Valenzuela: "Me hice operar para no ir a grabar porque no sabía la letra"

Espectáculos

La actriz reveló que, durante su adolescencia, fue operada tras fingir un dolor corporal; "Tuve un santo que me cuidó y zafé", reflexionó

A sus 14 años, la actriz estaba dando sus primeros pasos en la actuación y decidió fingir un dolor de panza que culminó con una apendicectomía.

Me hice operar para no ir a grabar, porque no me sabía la letra”, reveló durante su visita a PH: Podemos Hablar cuando pidieron que aquellos que “mintieron para zafar de algo” den un paso al frente.

https://twitter.com/telefe/status/1424185049897848832

“El día anterior le pregunté a mi viejo: ‘¿Dónde está el apéndice, papá?’. Él me dijo: ‘De este lado, ¿por qué?’, y yo le respondí: ‘No, por nada’”, recordó mientras el resto de los invitados del programa la miraba con incredulidad. “Es en serio. En canal 13, hacía Muchacha italiana viene a casarse, con Rodolfo Ranni”, señaló y volvió a remarcar: “Me mandaron derecho al quirófano”.

Por aquel entonces, la joven Valenzuela prefirió disfrutar del día en lugar de repasar el libreto que tenía que aprenderse, y -para evitar un reto- decidió buscar una solución. “Eran muy exigentes. En vez de estudiar, se me ocurrió inventar que me dolía el apéndice. Yo creí que me mandaban a mi casa tranquila, pero no, me mandaron a una clínica y me operaron”, contó.

“Después de que me operaron, estudiaba los libretos en la cama porque el sábado, cuando saliera del sanatorio, iba derecho para grabar”, rememoró.

Yo la seguí a muerte, sino mi vieja me mataba a trompadas. Ella se enteró muchos meses después de que había mentido”, explicó.

“Igual no me acuerdo mucho, tenía 14 años”, dejó en claro. “Sé que estaba mi mamá, el médico le dijo: ‘Hay que operarla de apéndice’, y mi mamá dijo que sí. Yo la seguí”, continuó con su relato.

Lo sorprendente ocurrió tras la cirugía, cuando los médicos fueron a ver cómo estaba. “El final es maravilloso. Me trajeron el tubito con el apéndice adentro y estaba re gordo: si yo esperada dos o tres días más tenía peritonitis”, dijo mientras analizaba que la mentira le salvó la vida.

Luego, al referirse a lo que sentía los días anteriores, añadió: “Yo corría y me dolía el lado contrario, porque hacía reflejo”. “Tuve un santo que me cuidó y zafé. Me salió bien”, analizó.

Tiempo después del episodio, Valenzuela decidió contarle a su madre la verdad. “Meses después, le dije a mi vieja que había mentido, pero como fue un principio de peritonitis, no me pudo decir nada”, culminó.

Muchacha italiana viene a casarse es una telenovela que se emitió en Argentina en 1969. La ficción, protagonizada por Alejandra da Passano y Rodolfo Ranni, fue uno de los primeros trabajos de la actriz, quien -para ese entonces- solo había hecho participaciones en el largometraje Huracanes en la carretera y en las telenovelas Ciclo Myriam de Urquijo y Jacinta Pichimahuida.

Dejá tu comentario