Simeone tiene una linda Spina clavada en su salvaje corazón

Espectáculos

*Si bien ella no quiere escándalos y trata de aclarar los tantos, la relación, parece, va por buen camino.

“Tengo el corazon con agujeritos”, podría haber dicho el Cholo Simeone durante estos días. Pero no. Ya no más. Desde hace unos meses, el DT de River Plate estaría viviendo un romance con Julieta Spina, una modelo de 28 años, según cuenta la revista Paparazzi.

Simeone y Carolina, matrimonio hasta hace unos meses, estuvieron, y están en boca de todos desde que la misma publicación diera a conocer en marzo una foto de la popular Baldini hablando muy amistosamente con un guardavidas de San Bernando, más conocido como “He-man”. Desde aquella noticia, la pareja comenzó una pelea multimediática, que también se podría leer como: Carolina Baldini pasó -y pasará- por todos los canales de televisión.



Aunque el Cholo no la haya pasado muy bien con todo este asunto, gracias a las cargadas por parte de todo el Monumental, en los últimos días no parece pasarla tan mal. Según trascendió, el futbolista estaría frecuentando a la modelo Julieta Spina, quien triunfó joven en las pasarelas de Londres y Paris.


 


Ya de vuelta en el país, participó de varios desfiles, entre ellos algunos de Roberto Giordano, y actualmente se encuentra incursionando en la radio, participando del programa de Ari Paluch. Las malas lenguas cuentan que Simeone y Spina se conocieron hace unos meses en Vilas Raquet, el gimnasio en Palermo donde asisten los dos.


 


Además, aquellos que transitan con frecuencia las veredas de Puerto Madero aseguran haberla visto más de una vez entrando al edificio donde vive Simeone desde la crisis con Baldini. Lo mismo cuentan los vecinos de Las Cañitas, pero al revés: el Cholo también conocería el departamento de la modelo en aquel barrio.

"No tengo nada que ver en todo este escándalo”, aclara Spina ante la consulta de Paparazzi. "Es verdad que a Diego lo conozco del gimnasio. Nos cruzamos una vez por semana porque coincidimos en el mismo horario, pero nada más, y a Carolina también la conozco. Tenemos muy buena onda. ¡Pero me metieron en el medio! Y no sé por qué. Y además… a Diego no lo veo desde hace un montón, desde febrero o marzo, cuando aparecieron esas fotos en la revista. Encima… no llegamos al gimnasio a la misma hora: yo voy a la mañana y él, a la tarde”, se contradice la modelo.

Así que por el momento, parecería ser que ni el Cholo ni la Chola están tan desamparados y abandonados.

Dejá tu comentario