Los alfajores argentinos fueron elegidos entre las mejores "galletitas" del mundo: ¿qué significa esto?

Gourmet

La prestigiosa guía culinaria Taste Atlas elaboró un listado en el que ubicó al dulce criollo como uno de los favoritos a nivel mundial aunque en realidad no son galletitas. Se abrió una polémica.

Los alfajores argentinos -sin hacer distinción en la receta de cada provincia- quedaron en el tercer puesto del ranking de "Las 100 mejores galletitas del mundo" publicado esta semana por Taste Atlas, el mismo sitio que semanas atrás incluyó el Amargo Obrero en su conteo de licores herbales.

El primer puesto del conteo de "cookies" quedó para los "Petticoat Tails", una galletita triangular que está hecha con azúcar, harina y casi lo mismo de manteca, y que era la predilecta de la reina María de Escocia.

Esta variación de "shortbread" (que de pan no tiene nada, sino que es un bloque glorioso que se disfruta mejor con una taza de té) se hornea en forma de disco y luego se divide como quien corta una torta o pizza.

Argelia aportó el segundo lugar en el conteo de Taste Atlas con su "Makroud el louse", una galletita (¿o bocadito dulce?) de almendras, huevo, azúcar y agua de azahar. Sin gluten, hay que hacerlo notar.

La delicia "gluten free" da para la glotonería, pero se recomienda una taza de té u otra infusión a gusto para evitar atragantarse, porque se sirven cubiertas de azúcar impalpable y se deshacen en la boca.

Justo después, en tercer puesto, aparecen los alfajores en su versión de maicena, marplatense, o la que sea. La publicación atribuye su creación a la influencia árabe en la gatronomía española, en especial de Andalucía, y reconoce que cada país de América Latina desarrolló su receta aunque aparezca sólo la bandera argentina en ese apartado.

Además, entre los "alfajores icónicos" de la publicación figuran el de Havanna, el del porteñísimo Café Tortoni y los "Merego" de Santa Fe (léase la marca "Merengo", de Rosario).

El conteo de Taste Atlas sigue con las galletitas stroopwafels de los Países Bajos, los melomakaronas de Grecia, los marranitos mexicanos y las galletitas con chips de chocolate que son un aporte estadounidense a la lista.

Los Países Bajos compartieron el octavo puesto con Bélgica porque en ambos países hay speculaas, y Austria, Hungría y Alemania se posicionaron en el noveno lugar con las vanillekipferl, que son comunes a la gastronomía de los tres.

El "beso de dama" italiano cerró el Top 10 de Taste Atlas, pero el resto del conteo no tiene nada que envidiar a los bocaditos dulces que se sirven en la cima.

Embed

Dejá tu comentario