Seguidores de Assange realizan un picnic en Londres para exigir su libertad en su cumpleaños 50

Mundo

Decenas de seguidores del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, además de su actual pareja e hijos, acudieron este sábado a la Plaza del Parlamento, en el centro de Londres, para organizar allí un pícnic en festejo de su cumpleaños 50 y reiterar el pedido de libertad.

El periodista está detenido en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh, cerca de la capital británica, mientras se tramita una solicitud judicial para ser extraditado a Estados Unidos.

"Hoy recordamos una vez más a las autoridades que Assange es un periodista, y no se puede castigar por ejercer el periodismo, no es un crimen. No se debe condenar a la pena de muerte o a años de prisión por el periodismo. Liberen a Assange, no lo extraditen", dijo a la agencia de noticias Sputnik uno de los participantes en el pícnic, que se presentó como Carlos.

Los manifestantes trataron de mantener la distancia social, ya que los organizadores de la acción informaron de antemano sobre la necesidad de cumplir las restricciones relacionadas con el coronavirus.

Los activistas portaron carteles y pancartas pidiendo no extraditar a Assange a Estados Unidos, que luego extendieron en el césped en calidad de mantas.

Según los organizadores, la acción se realizó para celebrar el cumpleaños del fundador de WikiLeaks y al mismo tiempo exigir a los parlamentarios británicos que colaboren en la liberación del australiano.

La novia de Assange, Stella Morris, y los dos hijos que tiene la pareja, también acudieron y se mostró optimista de que la solicitud de extradición sea rechazada por la justicia británica.

"Julian debería estar en casa conmigo y con nuestros dos hijos. Todo esto ha llegado demasiado lejos. No es un criminal", dijo Morris a los periodistas.

Assange, fundador del portal WikiLeaks, fue acusado en Suecia en 2010 de acoso sexual y violación en cargos que ya fueron retirados.

En junio de 2012 se asiló en la Embajada de Ecuador en Londres por temor a ser extraditado y el 11 de abril de 2019 fue detenido dentro de la sede diplomática a petición de Estados Unidos, y desde ese momento se encuentra en la prisión de Belmarsh.

Assange podría ser condenado a 175 años de prisión en Estados Unidos por difundir desde 2010 más de 700.000 documentos secretos sobre las actividades militares y diplomáticas estadounidenses en Irak y Afganistán, entre otros.

Dejá tu comentario