Brasil: un hombre murió tras ser gaseado dentro de un patrullero

Mundo

Genivaldo dos Santos tenía 38 años y era esquizofrénico. Fue detenido, inmovilizado y torturado por los policías de Brasil. CONTENIDO SENSIBLE.

Un hombre con esquizofrenia murió tras haber sido torturado en una suerte de cámara de gas por parte de policías federales que lo metieron en el baúl de un patrullero tras llenarlo de gas pimienta. El episodioquedó grabado en un video filmado por testigos y se convirtió en un capítulo más de la violencia policial en Brasil. CONTENIDO SENSIBLE.

Genivaldo dos Santos, esquizofrénico de 38 años, fue detenido e inmovilizado por agentes de la Policía Caminera Federal (PRF), que lo pusieron dentro del baúl de una patrulla adonde habían arrojado gas pimienta para torturarlo, en un episodio ocurrido en una ruta de Umbaúba, estado de Sergipe, noreste de Brasil.

La Policía federal de caminos informó que el hombre se resistió al abordaje y que por lo tanto utilizó herramientas de baja letalidad, como el gas.

Según el sobrino de la víctima, testigo de la situación,Genivaldo dos Santos se puso nervioso cuando le pidieron que levantara las manos, tras lo cual los policías lo llevaron al baúl de la patrulla y lanzando gas pimienta adentro.

cámara de gas

CONTENIDO SENSIBLE - Brasil: policías matan a hombre con esquizofrenia al meterlo en baúl con gas pimienta

Luego, los policías lo llevaron a un hospital donde falleció al llegar.

El peritaje del Instituto Médico Legal indicó que la muerte de Santos fue provocada por asfixia mecánica y la insuficiencia respiratoria aguda, informó la Secretaría de Seguridad Pública de Sergip, según la cadena Globo.

El caso se suma a la conmoción general provocada por la matanza de 26 personas perpetrada esta por la Policía federal, la Policía caminera federal y la Policía militar de Río de Janeiro durante una operación contra el narcotráfico en una favela.

Ocho de los muertos no tenían vinculación con el crimen organizado.

El operativo fue celebrada por el presidente Jair Bolsonaro y el gobernador Claudio Castro.

La policía federal depende del gobierno central y no de los estados.

La Orden de Abogados de Brasil, principal entidad defensora de los derechos humanos de Brasil desde los tiempos de la dictadura militar, condenó "cualquier tipo de violencia o de tortura".

Embed

Dejá tu comentario