Acusaciones cruzadas entre Rusia y Ucrania por falta de electricidad en reactor de Chernóbil

Mundo

Entre el cruce de acusaciones, el organismo mundial de control atómico descartó un "impacto crítico sobre la seguridad".

Ucrania dijo este miércoles que la ofensiva rusa dejó sin electricidad su central nuclear de Chernóbil, incluyendo los equipos de control de radiactividad, pero Rusia sostuvo lo opuesto, y aseguró que sus expertos actuaron para cambiar a los generadores de reserva, mientras que el organismo mundial de control atómico descartó un "impacto crítico sobre la seguridad".

La central, origen de la peor catástrofe nuclear civil, en 1986, "ha quedado totalmente desconectada de la red eléctrica debido a las acciones militares de los ocupantes rusos. El lugar ya no tiene suministro eléctrico", dijo Ukrenergo, su operador, en Facebook.

El canciller ucraniano, Dmytro Kuleba, dijo que la central dispone de "generadores de emergencia con capacidad de 48 horas", y advirtió: "Después de eso, los sistemas de enfriamiento del combustible depositado van a detenerse. La guerra bárbara de (el presidente de Rusia Vladímir) Putin pone en peligro a toda Europa. ¡Deben detenerlo de inmediato!".

Ukrenergo afirmó que, sin alimentación eléctrica, "los parámetros de seguridad y radiación nuclear" no podían ser controlados.

Por su parte, el viceministro de Defensa de Rusia, Nikolai Pankóv, descartó las acusaciones de Ucrania en una rueda de prensa. “Debo señalar con gran pesar que los nacionalistas ucranianos cometieron otra provocación, una provocación extremadamente peligrosa. Atacaron la subestación y las líneas eléctricas que alimentan la planta de energía nuclear de Chernóbil”, aseguró, según la agencia rusa Sputnik.

El funcionario agregó que “los expertos rusos tomaron medidas inmediatas para cambiar a fuentes de energía del generador diesel de respaldo", y estimó que Ucrania “trata de impedir cualquier trabajo de reparación y restauración”.

Pese a las alertas lanzadas por Ucrania, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) afirmó que, aunque la suspensión eléctrica violaba "el pilar clave de seguridad de garantizar una provisión eléctrica constante", no lo veía un "impacto crítico sobre la seguridad", informó la agencia de noticias AFP.

Un reactor de Chernóbil explotó y se incendió en 1986, en el accidente nuclear más importante de la historia.

La planta se cerró en 2000, pero el sitio desierto aún almacena combustible nuclear gastado de Chernóbil y otras plantas nucleares en Ucrania.

Los expertos advirtieron sobre consecuencias catastróficas si la guerra interrumpe el suministro de energía a las bombas que mantienen frío el combustible radiactivo.

No obstante, según dijo el OIEA en un comunicado, "la carga térmica de la piscina de depósito de combustible usado y el volumen de agua de enfriamiento son suficientes para garantizar una evacuación eficaz de calor pese a que no haya electricidad".

La planta está situada en el norte de Ucrania, cerca de la frontera con Bielorrusia, unos 140 kilómetros al norte de Kiev, la capital, y fue tomada por fuerzas rusas el 24 de febrero, el primer día de la invasión del país vecino.

Más de 200 técnicos y guardias están bloqueados en el lugar y llevan trabajando 13 días seguidos bajo vigilancia rusa.

El OIEA, que tiene su sede en Viena y es presidido por el argentino Rafael Grossi, pidió a Rusia permitir la rotación del personal porque el descanso y los horarios regulares de trabajo son cruciales para la seguridad del sitio.

Rusia ha tomado control de otra planta nuclear en Ucrania en el marco de su invasión, la de la ciudad de Zaporiyia, que es la más grande de Europa.

La semana pasada, la central sufrió un incendio de varias horas en medio de combates entre fuerzas de Rusia y Ucrania que tuvo en vilo a Europa hasta que fue extinguido y las autoridades anunciaron que no había habido fugas radiactivas.

El martes, el Gobierno de Ucrania afirmó que las tropas rusas que ocuparon la central de Zaporiyia, en el sudeste del país, estaban torturando a los trabajadores; mientras que este miércoles, en Moscú, la vocera de la Cancillería dijo que Rusia estaba tomando todas las medidas necesarias para asegurar las centrales nucleares en Ucrania.

"Teniendo una industria nuclear desarrollada, Rusia es plenamente consciente de los potenciales riesgos de las infraestructuras y está haciendo el máximo para garantizar la seguridad de las plantas nucleares de Ucrania", afirmó Maria Zajarova, que reiteró que las tropas rusas tomaron el control de algunas centrales ucranianas, como Chernóbil o Zaporiya, "exclusivamente para evitar que los nacionalistas ucranianos y otras formaciones terroristas, así como mercenarios extranjeros, pueden aprovecharse de la situación creada en el país para organizar provocaciones nucleares".

Embed

Dejá tu comentario