El personal de salud de Bélgica recibió a la primera ministra de espaldas

Mundo

Bélgica es uno de los países con mayor tasa de letalidad y aumento de contagios de Covid19.

La primera ministra belga, Sophie Wilmes, asumió en su cargo 6 meses antes de que el brote de coronavirus comenzara a extenderse por Europa y llegara a su país. Actualmente, Bélgica tiene 9052 víctimas fatales, y tiene una de las tasas de mortalidad por el virus más altas del mundo.

En las últimas horas Wilmes visitó el Hospital St Pierre, de Bruselas, y al llegar los médico y todo el personal de salud que trabaja en la institución, realizaron un cordón y se fueron poniendo de espaldas al auto oficial a medida que iba ingresando.

La protesta por los recortes en salud, y la falta de respuesta rápida frente a la pandemia, fue en orden y en silencio pero más que eficaz para demostrar el descontento de los profesionales que se encuentran en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

Embed