Nueva normalidad: España estrena su "corredor turístico"

Mundo

La prueba piloto de la nueva normalidad será en las islas Baleares, uno de los principales centros de turismo en España, que recibirá visitantes de Alemania.

La nueva normalidad podría estar más cerca para la población de España con la apertura de un "corredor turístico" desde el continente hacia las islas Baleares, en el Mediterráneo a partir del lunes que viene. Los primeros 47 vuelos autorizados provienen de Alemania, pero la convocatoria es para todos los visitantes de países miembros o asociados al espacio Schengen de libre circulación europea.

Aunque no se le pedirá el resultado de una prueba PCR a los turistas para probar que no son portadores del nuevo coronavirus, el Ministerio de Sanidad de España determinó que quienes deseen visitar Ibiza, Mallorca y Menorca deberán llenar un formulario que les proporcionarán las aerolíneas para facilitar su localización y monitoreo en caso de ser necesario, y se les tomará la temperatura apenas lleguen a las islas.

La gran limitación hasta el momento es que tanto el lugar de origen del visitante como el destino turístico en España tengan igual tasa de infeccción por coronavirus, a razón de nueve personas por cada 100.000 habitantes durante siete días consecutivos.

Hasta ahora sólo el público procedente de Alemania califica para viajar en vuelos a Palma de Mallorca e Ibiza, y uno a Mahón, en Menorca. Además las personas deben residir en el Estado en el que esté ubicado el aeropuerto de origen, así que quedan descartados los periplos con escalas.

Se espera la llegada de 10.900 turistas durante la segunda quincena de junio.

Las islas Baleares dependen en gran parte del turismo internacional con 13,5 millones de visitantes sólo en 2019. El PBI del archipiélago cayó un 30% durante la pandemia de coronavirus, lo que dejó al territorio más golpeado por la crisis económica que por la sanitaria, dado que nunca se vio colapsado su sistema de salud.

Por eso la presidenta regional, la socialista Francina Armengol, presentó un proyecto para reactivar el turismo desde el 15 de junio, dos semanas antes de que todo el país avance a la nueva normalidad de un verano con playa en el Mediterráneo.

Apenas lleguen a las Baleares los turistas no tendrán la obligación del período de 14 días de cuarentena que seguirá vigente en el resto de España hasta el 1ro de julio, pero deberán quedarse al menos cinco noches.

Si llegara a activarse el protocolo de emergencia por una persona con síntomas de Covid-19, el Gobierno de la Autonomía se encargaría del aislamiento de ese paciente, aunque desde el Ministerio de Sanidad constituyó un Comité de Seguimiento que se reunirá cada dos días con las autoridades baleares para comprobar el funcionamiento del plan piloto.

Con el turismo como gasto prioritario de más de uno apenas cese la pandemia de coronavirus, muchas personas ya sueñan con tours por España aunque ese país haya sido uno de los más golpeados de Europa con 27.136 muertes por Covid-19 hasta la fecha.