¿Por qué fue removido Fernando Lugo?

Mundo

El ex presidente de Paraguay enfrentó un juicio político que duró apenas dos días. Quiénes respaldaron el proceso.

Fernando Lugo perdió su cargo de presidente de Paraguay en un proceso de juicio político que llevó apenas dos días y que comenzó después de la llamada matanza de Curuguaty, donde murieron 17 personas, entre policías y campesinos, en el desalojo de una toma de tierras. Tal vez en el detalle de cómo se desarrollaron esos hechos se pueda encontrar la respuesta a cuál fue la ingerencia del partido Colorado, que no escondía sus ansias de volver al poder, en la destitución del ex obispo.Fueron 76 votos de legisladores de partidos tradicionales los que abrieron el juicio político contra el ahora ex presidente en la Cámara de Diputados. Apenas una voluntad, la oficialista Aída Robles, se manifestó en contra de enjuiciar a Lugo.Eso ocurrió en mañana del jueves. Esa misma tarde se presentó la acusación en el Senado, que se constituyó en tribunal para examinar los argumentos de los diputados.La acusación por "mal desempeño en sus funciones" fue presentada por los opositores Oscar Tuma, Clemente Barrios, Jorge Avalos Mariño y José López Chávez. Los legisladores basaron su presentación en una supuesta ineptitud y complacencia en la masacre de Curuguaty, ocurrida el 15 de junio pasado, cuando murieron 17 personas, seis policías y once campesinos, en un enfrentamiento que aún no pudo ser explicado por la autoridades.Pero eso no fue todo. Los legisladores sumaron a eso una supuesta relación entre Lugo y representantes de la Liga Nacional de Carperos, una organización campesina que participó de varias ocupaciones de propiedades en el interior del país, y la presunta "inutilidad" del presidente en la lucha contra el llamado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un grupo al que se le atribuyen secuestros y atentados contra policías y militares.Tras los sucesos de Curuguaty, el partido Colorado, que en 2008 perdió las elecciones frente a Lugo tras permanecer 60 años en el poder, al menos vislumbró la oportunidad de forzar la salida del presidente.A los colorados se sumaron con su apoyo el resto de los partidos tradicionales, como el Liberal, la Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace), liderada por el ex general Lino Oviedo, y Patria Querida. Además, Lugo había perdido su principal respaldo en el Congreso, el del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), al que pertenece el vicepresidente ahroa a cargo de la Presidencia Federico Franco.

Dejá tu comentario