El Papa Francisco advirtió sobre "los payasos de mesianismo": claro mensaje a Milei

Mundo

Atento al desarrollo de la política en todo el mundo, el Papa comentó la necesidad de una salida "por arriba" de la crisis que hizo avanzar a la derecha.

A días de que se abran los comicios en el marco de las Elecciones Generales, el papa Francisco lanzó una fuerte advertencia sobre el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei: "Los flautistas de Hamelín terminan ahogando a la gente".

El Papa Francisco, en una entrevista con la agencia Télam, fue consultado por las "fuerzas de ultraderecha que se expanden" en todo el mundo y sobre el voto que expresa esa expansión o "cierta frustración o decepción ante la política".

"¿Cree que estas crisis son momentáneas o perdurables? ¿Qué se puede hacer para revertirlas?", le preguntó la periodista periodista de Télam que lo entrevistó, a lo que Francisco remarcó su gusto por la palabra "crisis" porque "tiene movimiento interno".

"Pero de una crisis se sale para arriba, no se sale con enjuagues. Se sale para arriba y no se sale solo. Los que quieren salir solos convierten ese camino de salida en un laberinto, que siempre da vueltas y vueltas", señaló.

Papa Francisco y su mensaje para Milei

Sin dar nombres, pero teniendo en cuenta el contexto político actual en la Argentina, Francisco remarcó que "todos fuimos jóvenes sin experiencia y a veces los chicos y las chicas se aferran a milagros, a mesías, a que las cosas se resuelven de manera mesiánica".

"El Mesías es uno solo, que nos salvó a todos. Los demás son todos payasos de mesianismo", sentenció como mensaje hacia la gran cantidad de votantes jóvenes que tienen Javier Milei y La Libertad Avanza.

"Ninguno puede prometer la resolución de conflictos, si no es a través de las crisis saliendo hacia arriba. Y no solo. Pensemos cualquier tipo de crisis política, en un país que no sabe qué hacer, en Europa hay varios. ¿Qué se hace? ¿Buscamos un mesías que venga a salvarnos de afuera? No. Busquemos dónde está el conflicto, agarrémoslo y resolvámoslo", ratificó Francisco, para quien "manejar los conflictos es una sabiduría, pero sin conflictos no se va para adelante."

papa francisco milei

"Las crisis son como voces que nos señalan dónde hay que proceder. En cambio, los problemas que a veces están un poco tapados o guardados, son como el flautista de Hamelin, que tocan la flauta, vos crees que todo es flauta, vas allá y todos se ahoga", siguió.

"Yo le tengo mucho miedo a los flautistas de Hamelin porque son encantadores. Si fueran de serpientes los dejaría, pero son encantadores de gente... y las terminan ahogando. Gente que se cree que de la crisis se sale bailando al son de la flauta, con redentores hechos de un día para el otro. No. La crisis debe ser asumida y superada, pero siempre hacia arriba", expresó sin dar nombres ni meterse en la interna política de ningún país en particular.

Sin embargo, es muy probable que el Papa haya tenido en mente a los candidatos y candidatas presidenciales que se presentarán a las elecciones 2023 en Argentina porque días atrás el libertario Javier Milei lo acusó de tener "afinidad con comunistas asesinos" y el Pontífice no rehuyó de esa terminología.

"A veces cuando me escuchan decir las cosas que escribí en las encíclicas sociales, dicen que el Papa es comunista. No es así. El Papa agarra el Evangelio y dice lo que dice el Evangelio. Ya en el Antiguo Testamento, el derecho hebreo pedía que se cuidara a la viuda, al huérfano y al extranjero", señaló Francisco antes de agregar que "si una sociedad cumple estas tres cosas anda fenómeno, porque se hace cargo de situaciones límites de la sociedad. Y si se hace cargo de las situaciones límites, lo hará con las otras también".

Francisco tampoco dejó pasar la oportunidad para reiterar su postura a favor de los derechos laborales, cosa contraria al discurso de Javier Milei o el de la candidata de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich.

"Cuando se empieza a contratar en negro para no pagar los aportes y negociar el futuro de esa gente a la esclavitud, ahí empieza a enfermarse el trabajo. Y en vez de dar dignidad, el trabajo confiere esclavitud. Tenemos que ser muy atentos a esto. Y aclaro que no soy comunista, como dicen algunos. El Papa sigue el Evangelio", expresó.

Embed

Dejá tu comentario