Un obispo quedó preso por un escándalo en el banco del Vaticano

Mundo

Se trata de Nunzio Scarano, responsable del servicio de contabilidad de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA). También fueron detenidos un espía italiano y un financista.

Un prelado italiano, un ex agente de los servicios secretos de Italia y un intermediario financiero fueron detenidos este viernes acusados de fraude y corrupción, en la investigación sobre las presuntas irregularidades en la gestión del Instituto para las Obras de Religión (IOR), más conocido como el Banco del Vaticano.

El alto prelado detenido es Nunzio Scarano, responsable del servicio de contabilidad de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), el ente que gestiona el capital inmobiliario de la Santa Sede.

Los otros detenidos son Giovanni Maria Zito, ex agente de los servicios secretos italianos (AISI), y Giovanni Carinzo, un intermediario financiero.

La investigación que derivó en los arrestos se concentra en el ingreso ilegal en Italia de 20 millones de euros desde Suiza.

La pesquisa fue practicada por la Guardia de Finanzas (policía fiscal italiana) tras la orden de la jueza de investigaciones preliminares de Roma, Barbara Callari.

Se trata de una causa que surgió de las varias que la Fiscalía de Roma mantiene abiertas sobre las presuntas irregularidades del IOR.

Se desconoce si en este caso también está implicado el Banco del Vaticano, como ocurrió en el pasado, por la poca transparencia en la gestión de las cuentas corrientes.

Las detenciones se producen después de que el pasado miércoles, el Vaticano informara que el papa Francisco nombró una comisión, formada por cinco miembros, que se dedicará en los próximos meses a investigar todo lo que ocurra en el banco del Vaticano, envuelto desde hace años en numerosos escándalos financieros, para una posible reforma.

Temas

Dejá tu comentario