Rusia multó a Google y lo acusó de difundir "fake news" sobre la guerra en Ucrania

Mundo

Google fue multado por 360 millones de dólares por negar a retirar contenido calificado como fake news sobre la invasión a Ucrania.

Un tribunal ruso multó este lunes al gigante estadounidense Google con 21.000 millones de rublos (unos 360 millones de dólares) por no retirar contenido calificado como "fake news" sobre la invasión a Ucrania, informó el organismo de control de las telecomunicaciones ruso, Roskomnadzor.

La plataforma de vídeos YouTube, propiedad de Google, debió bloquear la información falsa sobre la ofensiva y los contenidos que "propagan el extremismo y el terrorismo" o que "llaman a los menores a participar en manifestaciones no autorizadas", informó la agencia rusa.

Se trata de una condena recurrente. De acuerdo con la ley, Google fue sancionada en función de "su facturación anual" en Rusia, señaló Roskomnadzor.

La guerra ruso-ucraniana desató otra batalla paralela por la información y la consecuente catarata de prohibiciones y bloqueos desde ambas partes, particularmente en redes sociales e Internet, espacios donde circula información falsa sin ningún tipo de control.

Desde iniciado el conflicto armado proliferaron las acusaciones recíprocas de difundir información falsa.

En marzo, YouTube bloqueó de su plataforma en todo el mundo los canales asociados a medios de comunicación rusos financiados por el Estado, acusándolos de difundir información falsa sobre la guerra de Ucrania, mientras las autoridades hicieron lo propio con las principales compañías digitales occidentales.

Citado por la agencia de noticias Ria-Novosti, un experto en el sector, Vladimir Zykov, indicó que esta ha sido la multa másR elevada jamás impuesta a una empresa de alta tecnología en Rusia.

Para Zykov, las autoridades rusas pueden imponer a Google "cuantas multas quieran, no recibirán ningún dinero" porque la empresa estadounidense ha cesado sus actividades en Rusia y ya no obtiene ganancias allí. Por el momento, Google no ha reaccionado ante esta multa histórica.

Roskomnadzor acusó a Google y YouTube de actividades "terroristas" en marzo, presagiando un posible bloqueo del sitio en Rusia, como lo han hecho Twitter, Instagram y otras plataformas desde el ataque en Ucrania.

Las autoridades rusas reforzaron fuertemente el arsenal legal para evitar la difusión de información falsa amenazando con penas de hasta 15 años de prisión a quienes la difundan, sobre todo en relación al Ejército. En la actualidad, varias personas se encuentran en la cárcel por dichos cargos.

Embed

Dejá tu comentario