Pakistán: un bebé murió durante el parto y debió ser decapitado para salvarle la vida a la madre

Mundo

Ocurrió en Pakistán donde las autoridades investigan un posible caso de mala praxis.

Un bebé, que murió durante el parto, debió ser decapitado para salvarle la vida a la madre. El trágico parto ocurrió en Sindh, Pakistán, y las autoridades sanitarias locales investigan un posible caso de mala praxis.

Según consignó The Sun este martes todo ocurrió cuando los médicos decidieron seguir adelante con el parto natural y evitar una cesárea a pesar de que ya habían notado con la niña estaba de nalgas.

Durante el procedimiento los médicos habían logrado que las piernas y el torso del bebé salieran sin embargo su cabeza quedó atascada. En estos casos, explicaron los especialistas, si no logran sacarlo por completo el bebé termina muriendo asfixiado en el canal de parto en apenas un minuto.

Los médicos lucharon, sin éxito, durante media hora para sacar al bebé y ante el peligro de que la madre también muriera resolvieron cortarle la cabeza y operarla luego para extraérsela.

"El feto no estaba en posición cefálica (con la cabeza hacia abajo)", explicó la autoridad sanitaria de Sindh. "Así que la cabeza se atascó después de dar a luz el torso porque el parto fue realizado por manos inexpertas".

El desgarrador calvario de la madre se prolongó durante horas, ya que debieron trasladarla a un segundo hospital a más de 80 kilómetros de distancia, para extraerle la cabeza. Ella, en tanto, siguió teniendo contracciones durante todo el viaje..

Sin embargo, al llegar la clínica no disponía de las instalaciones necesarias para tratarla, por lo que lo que debieron trasladarla otro 200 kilómetros hasta un hospital de Hyderabad donde la pudiera operar para salvarle la vida.

Las autoridades sanitarias aseguraron que la madre sufrió un "prolongado trauma psicológico", además de estar a punto de morir por falta de cuidados adecuados.

Al parecer, no había ningún ginecólogo ni personal femenino de turno en el centro de salud rural y aún así se prefirió atenderla y evitar su traslado en un primer momento.

La mujer, de 32 años, está ahora siendo atendida en la Universidad Liaquat de Ciencias Médicas y de la Salud de Hyderabad.

El profesor Raheel Sikandar, que la atendió aseguró que "el útero de la madre se rompió porque no siguieron el procedimiento normal" y explicó que los bebés que vienen de nalgas normalmente sobreviven si los médicos actúan con rapidez.

"La cabeza del bebé estaba atrapada. En estos casos de bebés de nalgas, la muerte se produce en un minuto si no se les da a luz completamente", señaló.

Embed

Dejá tu comentario