El ránking de los países más felices del mundo en 2020, el año de la pandemia

Mundo

Ni la pandemia pudo con Finlandia que por cuarto año consecutivo encabezó la lista del World Happiness Report. Cómo quedó la Argentina.

Finlandia fue elegido este viernes por cuarto año consecutivo como el “país más feliz del mundo”, seguido por Islandia, Dinamarca y Suiza, en una clasificación mundial del bienestar que se vio afectada de maneras dispares por la pandemia del coronavirus Covid-19.

El top ten lo completan Holanda, Suecia, Alemania, Noruega, Nueva Zelanda y Austria. Europa monopoliza nueve de los diez primeros puestos en una lista de 149 naciones que tiene en cuenta datos de los últimos tres años. En el puesto 11 quedó Israel, seguido por Australia, Irlanda, Estados Unidos, Canadá, República Checa, Bélgica, Reino Unido, Taiwán y Francia.

Los investigadores del World Happiness Report utilizaron datos de Gallup pidiendo a personas en 149 países que calificaran su propia felicidad, también tomando en cuenta medidas como el PBI, el apoyo social, la libertad personal y los niveles de corrupción de cada nación. La Argentina quedó en el puesto 47. El país latinoamericano mejor ubicado es Uruguay, en el puesto 30.

El país 149º, es decir, el más infeliz según esta lista, es Afganistán, acompañado en los últimos puestos por varios países africanos.

Comparando esta lista con otras anteriores a la pandemia, los autores del estudio comprueban que ha habido “una frecuencia de emociones negativas significativamente superior” en un tercio de países. Pero en 22 países, no se percibe un declive del bienestar ni tampoco de la percepción que la gente tiene de su propia vida, resume, sorprendido, John Helliwell, uno de los autores del estudio.

Una explicación posible es que la gente ve el Covid-19 como una amenaza común y exterior que hace daño a todo el mundo y que ha generado un mayor sentimiento de solidaridad y empatía”, dijo el experto.

Pese a los inviernos largos y a que sus habitantes tienen reputación de poco expresivos y muy solitarios, Finlandia tiene un nivel de vida alto, servicios públicos que funcionan muy bien, muchos bosques y lagos y registra índices muy positivos en materia de solidaridad y lucha contra la pobreza y desigualdad.