Reina Isabel II: por qué está complicado su estado de salud

Mundo

Un comunicado emitido por el Palacio de Buckingham generó preocupación en torno a la salud de la monarca del Reino Unido.

La reina Isabel II de Gran Bretaña, de 96 años, se encontraba este jueves bajo supervisión médica en Balmoral, su residencia de verano en Escocia, después de que los médicos se preocuparan por su salud aunque sin dar detalles al respecto, informó el Palacio de Buckingham.

"Después de una evaluación adicional esta mañana, los médicos de la reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica", dijeron en un comunicado.

Embed

El anuncio del Palacio de Buckinghman se produjo un día después de que la monarca cancelara una reunión de su Consejo Privado, tras recibir la recomendación de descansar.

La salud de la Reina ha sido muy analizada durante el último año

La reina, la monarca más antigua de Gran Bretaña y la más anciana del mundo, ha estado sufriendo lo que el Palacio de Buckingham ha llamado “problemas de movilidad esporádicos” desde fines del año pasado.

Su salud es motivo de creciente preocupación desde que el pasado octubre se supo que había pasado una noche hospitalizada para someterse a “pruebas” médicas cuya naturaleza nunca se precisó.

Sus apariciones en público son cada vez más escasas y en ellas se la ve en general caminando con dificultad ayudada por un bastón.

En junio el Reino Unido celebró por todo alto el Jubileo de Platino, 70 aniversario de la llegada al trono de Isabel II, quien cada vez más delega funciones oficiales en su heredero, el príncipe Carlos, de 73 años.

Otros eventos clave recientes a los que la Reina no ha asistido debido a problemas de movilidad incluyen el Servicio de Acción de Gracias del Jubileo de Platino en la Catedral de San Pablo después de experimentar “incomodidad” el día anterior.

La operación “Puente de Londres”

El plan del gobierno del Reino Unido para lo que sucederá cuando muera la reina Isabel II -cuyo nombre, en código, es “Operación London Bridge” (Puente de Londres)- fue revelado el año pasado con amplio detalle. El plan implica el trabajo conjunto de varias áreas del Estado e incluye acciones como un megaoperativo de seguridad para controlar la multitud de personas que se acercará a Londres a despedir a la reina, discursos oficiales pautados, una gira del rey Carlos por Gran Bretaña, la baja de todas las banderas a media asta en diez minutos y un apagón de las redes sociales.

Embed

Dejá tu comentario