Civiles ucranianos impidieron el avance de tanques rusos

Mundo

En Svatove un sacerdote ortodoxo y dos mujeres mantuvieron conversaciones con tropas rusas que ocupaban la ciudad y lograron que se retiren.

El ministro de Interior de Ucrania, Denys Monastyrskyy, informó que en Svatove un sacerdote ortodoxo y dos mujeres mantuvieron conversaciones con tropas rusas que ocupaban la ciudad y lograron que se retiren.

Embed

En el video, que fue compartido por un usuario de Instagram en sus historias, se puede ver a tres soldados rusos acercarse a la masa de ciudadanos ucranianos desarmados, que mantenían en alto banderas de Ucrania.

Según trascendió, los vecinos de Svatove mantuvieron un diálogo con las tropas rusas y habrían logrado que se retiraran de la ciudad ubicada en la región de Lugansk.

Civiles ucranianos impidieron el avance de tanques rusos

Una situación similar se dio en Energodar, según publicó el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba.

Esta es una verdadera guerra popular por Ucrania. Putin no tiene ninguna posibilidad de ganarlo. En esta foto, civiles bloquean ayer a los invasores rusos en Energodar. Una de cientos de tales fotos y videos”, informó a través de su cuenta de Twitter.

Y pidió a las naciones: “Necesitamos socios para ayudar a Ucrania a defenderse. Sobre todo en el aire. ¡Cierren el cielo ahora!”.

https://twitter.com/DmytroKuleba/status/1499302851339866113

Rusia y Ucrania tienen previsto retomar hoy el diálogo mientras siguen los combates y el éxodo de ciudadanos, con un eventual alto el fuego tras una semana de invasión militar que ya provocó 1 millón de refugiados.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, dijo hoy que Moscú estaba listo para retomar el diálogo pero que, mientras tanto, continuará con su ofensiva en Ucrania a fin de destruir infraestructura que Rusia considera una amenaza.

Lavrov dijo que la delegación rusa enviada a las conversaciones en la vecina Bielorrusia, también fronteriza con Ucrania, ya entregó a la delegación ucraniana sus exigencias en la primera reunión del lunes pasado y que en la de hoy espera una respuesta.

El gobierno ruso del presidente Vladimir Putin pretende el reconocimiento de Crimea, la península ucraniana que se anexionó en 2014, como territorio ruso y la desmilitarización, la "desnazificación" de Ucrania y la promesa de un estatuto de país neutro que frene su ingreso a la OTAN.

Ucrania, que ayer se manifestó lista para nuevas conversaciones pero dijo que no acepará "ningún ultimátum", exige un alto al fuego y la retirada de las tropas invasoras.

Desafiante, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski, prometió hoy en un mensaje de video que Rusia asumirá todos los costos económicos de la reconstrucción de Ucrania.

"Nos van a reembolsar por completo todo lo que han hecho contra nuestro Estado, contra cada ucraniano", dijo.

Embed

Dejá tu comentario