Ucrania informo más de 2.000 civiles muertos y Rusia unos 500 soldados caídos

Mundo

El Kremlin informó que "1.597 de nuestros camaradas fueron heridos", y dio cuenta de los decesos entre sus tropas. Ucrania declaró miles de fallecimientos.

Rusia difundió este miércoles un primer balance de militares caídos en la primera semana de su ofensiva contra Ucrania en el que reconoció la muerte de 498 de sus soldados y otros 1.597 heridos. Mientras tanto, el Gobierno de Kiev dio cuenta de más de 2.000 decesos provocados por tropas enviadas por Moscú.

"Desgraciadamente [...] tuvimos pérdidas. 498 militares rusos murieron [...] 1.597 de nuestros camaradas fueron heridos" durante las operaciones militares iniciadas el 24 de febrero, declaró el vocero del ejército, Igor Konashenkov, en unas imágenes difundidas por la televisión pública rusa, informó la agencia de noticias AFP.

Konashenkov cifró en 2.870 los "militares y nacionalistas" ucranianos muertos y en unas 3.700 las personas heridas en el marco del conflicto.

Estas cifras contrastan con los datos ofrecidos este miércoles por Ucrania, donde se aseguró que hasta ahora murieron 5.850 soldados rusos.

Fue la primera vez que la cartera de Defensa rusa proporciona una cifra concreta de muertos en la ofensiva, si bien el domingo pasado reconoció sin cifras precisas que la invasión a Ucrania había dejado muertos y heridos entre sus soldados, así como la existencia de prisioneros.

En ese entonces, el Ministerio de Defensa ruso aclaró que eran números inferiores a las bajas supuestamente sufridas en el bando ucraniano.

Según Konashenkov, el Ejército de Rusia destruyó 1.533 infraestructuras militares en Ucrania, incluidos 54 puestos de mando y centros de comunicación de las Fuerzas Armadas de Ucrania, 39 sistemas de misiles antiaéreos S-300, Buk M-1 y Osa y 52 estaciones de radar, informó la agencia de noticias Europa Press.

Además, según los datos proporcionados, los efectivos rusos destruyeron 47 aviones en tierra, 13 aviones en el aire, 484 tanques y otros vehículos blindados de combate, 63 lanzacohetes múltiples, 217 cañones de artillería de campaña y morteros y 47 vehículos aéreos no tripulados, entre otras.

Konashenkov también reconoció la existencia de prisioneros de guerra tomados por las fuerzas ucranianas e insistió en que son torturados con las mismas técnicas "que utilizaban los alemanes nazis y sus colaboracionistas durante la Segunda Guerra Mundial".

Konashenkov dijo que esta actitud se contrapone al "trato digno" que los rusos dan a los uniformados ucranianos que deponen las armas.

"Comprendemos que juraron al pueblo de Ucrania. Todos los que depusieron las armas y no se resistieron serán devueltos a sus familias”, aseguró.

Por su parte, el Gobierno ucraniano invitó este miércoles a las madres de soldados rusos capturados a ir a buscarlos a su territorio.

"Se decidió entregar los soldados rusos capturados a sus madres si vienen a buscarlos a Ucrania, a Kiev", declaró el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Ucrania afirmó haber capturado a decenas de efectivos rusos, y en los últimos días se volvieron virales las imágenes de celular que muestran a desconcertados jóvenes rusos vestidos con uniforme pero sin sus armas.

Mientras tanto, el Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania (DSNS, por sus siglas en ucraniano) aseguró este miércoles que más de 2.000 civiles murieron y que mucha infraestructura fue destruida.

El organismo emitió un comunicado en Facebook en el que afirma que "niños, mujeres y las fuerzas de defensa están perdiendo la vida a cada hora".

"Durante los siete días de la guerra, Rusia ha destruido cientos de infraestructuras de transporte, viviendas, hospitales y guarderías. En este tiempo murieron más de 2.000 ucranianos, sin contar a nuestros defensores", señaló el DSNS, según consignó DW.

La nota también habla de la destrucción de hospitales, guarderías, instalaciones de transporte y casas por parte de las fuerzas rusas, informó la agencia de noticias Europa Press.

Embed

Temas

Dejá tu comentario