Último adiós a Luciano Pavarotti

Mundo

AP
Por AP

  • El tenor fue enterrado en el cementerio Montale Rangone
  • Varias figuras internacionales presenciaron la ceremonia en la que fueron despedidos sus restos.

El ''Ave María'' de Verdi resonaba en la catedral de Módena mientras el mundo despedía a Luciano Pavarotti en un funeral al que asistieron miembros de su familia, dignatarios y amigos, y que fue visto por sus admiradores de todo el mundo.


 


El papa Benedicto XVI envió un telegrama de condolencias, que fue leído en voz alta al comienzo de la misa. Dijo que Pavarotti había honrado ''el regalo divino de la música a través de su talento interpretativo extraordinario''.


 


Miles de personas observaron el servicio religioso -al que sólo pudieron ingresar invitados especiales- a través de una pantalla gigante de televisión ubicada en la plaza principal de Módena, donde se escucharon las grabaciones de los trabajos más famosos del tenor durante los dos días que su féretro permaneció en la catedral para que el público lo viera.


 


El ataúd de Pavarotti de arce blanco estaba cubierto de girasoles -su flor favorita- y yacía junto al altar. Su viuda, Nicoletta Mantovani, no dejaba de mirarlo. Sentadas cerca estaban las tres hijas que el tenor tuvo en su primer matrimonio.


 


El tenor falleció el jueves en su casa de las afueras de Módena a causa de un cáncer de páncreas que lo aquejó durante más de un año. Tenía 71 años y fue querido tanto por fanáticos de la ópera como del pop.


 


Las autoridades municipales dijeron que se entregaron 87.000 tarjetas conmemorativas a las personas que acudieron a darle un último adiós a Pavarotti.


 


Sus admiradores firmaron libros de condolencias colocados junto a floreros con girasoles afuera de la catedral. La cancillería dijo que otros libros similares habían sido enviados a las embajadas y consulados de todo el mundo.


 


La soprano búlgara Raina Kabaivanska, una vecina de Módena que había trabajado con Pavarotti, lloró mientras cantaba el ''Ave María'' al comienzo de la ceremonia.


 


El tenor Andrea Bocelli cantaba el ''Ave Verum Corpus'' de Mozart y el coro de Rossini Chorus entonó varios himnos religiosos durante la misa, celebrada por el arzobispo de Módena Benito Cocchi y otros 18 sacerdotes.


 


El cadáver de Pavarotti -vestido con un esmoquin negro y con su clásico pañuelo blanco entre sus manos- había permanecido en la catedral para que el público lo viera desde el jueves en la noche.


 


Entre los presentes en el funeral estaban el primer ministro italiano Romano Prodi y el ministro de Cultura Francesco Rutelli, el director de cine italiano Franco Zeffirelli, y el ex secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan.


 


El tenor fue enterrado en el cementerio Montale Rangone, cerca de Módena, donde descansan sus familiares, entre ellos sus padres.

Dejá tu comentario