El Vaticano autorizó la bendición de parejas del mismo sexo

Mundo

Aunque no las equipara con el sacramento del matrimonio, el papa Francisco aprobó que las parejas "en situaciones irregulares" reciban una bendición.

En un hito para la Iglesia Católica, el Vaticano autorizó este lunes la bendición de parejas del mismo sexo y "en situaciones irregulares" (como las uniones de personas divorciadas), aunque se mantiene su oposición al matrimonio homosexual.

"Esta bendición nunca se realizará al mismo tiempo que los ritos civiles de unión, ni tampoco en conexión con ellos. Ni siquiera con las vestimentas, gestos o palabras propias de un matrimonio", consta en el documento del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, que ya fue aprobado por el papa Francisco.

En el documento se precisa que existe "la posibilidad de bendiciones de parejas en situaciones irregulares y de parejas del mismo sexo, cuya forma no debe encontrar ninguna fijación ritual por parte de las autoridades eclesiásticas, para no producir confusión con la bendición propia del sacramento del matrimonio".

Es la primera vez que la Iglesia Católica "abre el camino de forma tan clara" a la bendición de parejas del mismo sexo, un tema que suscita tensiones en su interior debido a la fuerte oposición del ala conservadora, especialmente en Estados Unidos, consignó la agencia de noticias AFP.

Pese a no estar reconocida por la Santa Sede, algunos sacerdotes ya bendecían antes a parejas del mismo sexo, sobre todo en Bélgica y Alemania.

Esta declaración se produce seis semanas después de la conclusión del Sínodo para el futuro de la Iglesia católica, una reunión mundial consultiva en la que obispos, mujeres y laicos debatieron cuestiones sociales como la aceptación de las personas LGTB y los divorciados vueltos a casar.

A principios de octubre, cinco cardenales conservadores pidieron públicamente al papa reafirmar la doctrina católica sobre las parejas homosexuales, pero el documento final del Sínodo dejó de lado esta cuestión, agregó la AFP.

En 2021, el Vaticano reiteró su opinión de que la homosexualidad es un "pecado" y confirmó que las parejas del mismo sexo no pueden recibir el sacramento del matrimonio.

Desde su elección en 2013, el papa Francisco insiste en la importancia de una Iglesia "abierta a todos", con lo que despertó repetidamente la ira de los conservadores, en particular al limitar el uso de la misa tradicional en latín en 2021.

Dejá tu comentario