Stop debit: ¿cómo parar un débito automático para evitar un pago indebido?

15 de noviembre de 2019

Son numerosas las quejas de los usuarios que distintos bancos que se rehúsan a dar de baja un débito automático a pedido de un cliente, que toma esa decisión porque renunció al servicio contratado, le están cobrando de más o nunca lo solicitó. ¿Pueden hacerlo? ¿Qué dice la ley?

La ley autoriza a los clientes bancarios, que en cualquier momento y sin 'expresión de causa', pueda ordenar a su banco, lo que en la jerga bancaria se denomina STOP DEBIT o la desafectación, suspensión o baja de un servicio en el sistema de débito automático.

¿Qué es y cómo funciona el stop debit?

"Si tenés servicios adheridos al débito automático, te recordamos que podés solicitar que el mismo no se realice para la factura más próxima, sin perder la adhesión para futuros pagos. De esta forma, no se realizará el débito más inmediato, pero el servicio queda adherido para vencimientos posteriores sin tener que volver a comunicarte", detalla uno de los bancos más conocidos de la Argentina. En concreto, es una orden de "no pagar", sin embargo, es preciso saber a quién pedírselo y cuáles son las demoras para poder aplicarlo a tiempo.

Según el Banco Central (BCRA), los débitos automáticos adheridos a tarjetas de crédito se cancelan de acuerdo a los procedimientos definidos por cada marca de tarjeta (Visa, MasterCard, American Express); los débitos directos en cuenta de banco, por ejemplo pago parcial de resúmenes de tarjetas de crédito, son definidos por cada banco; mientras que los débitos directos compensados entre bancos, en los que una entidad ordena un débito en otra, por ejemplo, el pago de la factura de una empresa de servicios a través de débito en cuenta, está más fuertemente regulado por el BCRA, que es quien define el procedimiento.

Temas