El ingenioso método de un profesor para enseñar Historia que se volvió viral

16 de octubre de 2017

Su objetivo fue familiarizar a los jóvenes con el lenguaje del medioevo. La idea gustó tanto que sus alumnos la quieren repetir con otro periodo histórico.

Los profesores de Historia pueden contar la Edad Media de muchas formas. La de Juan Naranjo, profesor español de 34 años que en seña en el instituto Las Lagunas, en en Málaga, es una de las más originales.

El docente abrió un grupo de WhatsApp para familiarizar a los jóvenes con el lenguaje del medioevo. Entonces se le ocurrió llamar el grupo así: “Península Ibérica: Alta Edad Media”.

Embed

“Dios mío, los bárbaros no nos dejan en paz. Este 'grupo' es demasiado grande, va a haber que dividirlo en dos". Ese fue el primer mensaje que lanzó Imperio Romano. Y así los siguientes mensajes que leyeron con atención 25 alumnos de 13 años que están aprendiendo Historia.

El docente compartió el mensaje en su cuenta de Twitter y rápidamente despertó una ola de retuits en las redes sociales por lo creativo y novedoso.Los alumnos, organizados en ocho grupos, asumían el rol de cada civilización.

Mensaje de whatsapp
Mensaje de whatsapp

"La Edad Media es muy difícil de estudiar incluso para los adultos. Fue una época muy conflictiva y con mucho movimiento. Te puedes aprender los pueblos, pero las relaciones entre ellos cuestan más. Este grupo de WhatsApp es un resumen sencillo", dijo Naranjo al portal verne.elpais.com.

La idea del profesor era poder traducir el lenguaje del medioevo a un lenguaje con el que sus alumnos estén familiarizados. Los jóvenes se quedaron tan contentos con la experiencia que le dijeron que les gustaría repetir el mismo proceso con otro período histórico. Naranjo tiene una gran relación con las redes sociales. En su canal de youtube tiene un perfil con 1600 suscriptores, Juanito Libritos, donde habla sobre literatura y otros temas.

Embed

En apenas tres días, su publicación ya suma más de 15.000 retuits, 22.300 “me gusta”. Muchos otros profesores aplaudieron su idea y aseguraron que intentarán copiarla en sus aulas."Me parece una cosa asombrosa que un asunto educativo, un mero trabajo de clase de unos niños investigando y aprendiendo, se haya puesto de moda en Internet. Cuando en el recreo subí los pantallazos fue una explosión. Tuve que poner el teléfono en modo avión porque me quedaban tres horas de clase y no paraba de recibir mensajes en Twitter", sostuvo el dodente a Diario Sur.




Temas