-

-

-

Para el FMI el haber prometido bajar la inflación a un dígito en un año "era muy optimista"

20 de abril de 2018

El director para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, desestimó que alguna vez el gobierno de Macri hubiera podido cumplir con lo dicho en campaña. Aseguró además que para este año la inflación estará cerca del 20 por ciento.

El director del Departamento Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, aseguró este viernes que la meta original que estableció el gobierno argentino de reducir la inflación a un dígito en un espacio de cuatro años "era muy optimista" y opinó que el cumplimiento de ese objetivo puede llevar al menos 6 años.

Macri y la inflación.mp4

"Las metas originales que había planteado el gobierno eran ambiciosas y lo importante es que la tendencia y dirección se mantenga, pero claramente los procesos desinflacionarios desde niveles del 40% para llegar a un dígito han tomado tiempo en la región", dijo Werner durante una conferencia de prensa celebrada en Washington el marco de la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial.

A modo de ejemplo citó el caso de México, donde llevó "tal vez 6 años", y el de Colombia, con un período más prolongado. "Tratar de llegar a un dígito en cuatro años era muy optimista. Y sí, es difícil", dijo el directivo del organismo multilateral al ser consultado por la prensa respecto al objetivo fijado por el gobierno de Mauricio Macri en materia de inflación.

"Los procesos desinflacionarios desde niveles del 40% para llegar a un dígito han tomado tiempo en la región"

El director para el Hemisferio Occidental del FMI agregó incluso que "en países que han avanzado con consolidaciones fiscales tal vez más rápidas, también hemos visto rezagos importantes".

Dujovne.jpg

Sobre la política "gradualista" que lleva adelante el gobierno, Werner dijo que esta opción "se le presenta a Argentina en un contexto de mercados de capitales internacionales muy diferente" al que enfrentaron en su momento otros países de la región para bajar la inflación, como le ocurrió a México tras la crisis del Tequila en 1994.

"El gradualismo también es una opción que tiene sentido en un contexto de mercados financieros con abundancia de financiamiento y obviamente presenta sus riesgos porque tiene como resultado su contraparte en una cuenta corriente, en un déficit más abultado, que en un escenario de riesgo en el cual el financiamiento externo se complique, eso va a tener que ajustarse y podría impactar en el desempeño de la economía", advirtió Werner.

Dujovne y Sturzenegger.jpg

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una entrevista concedida a la agencia Bloomberg, dijo que "estaremos bastante cerca del objetivo" de cerrar el 2018 con una inflación del 15%. "No es un pronóstico, es un objetivo y tiene que ser exigente" la meta del 15%, subrayó.

En la presentación del informe semestral publicado el martes pasado, el FMI estimó que para el 2018 una inflación de 19,2% en Argentina, mientras que en 2019 recién se ubicaría en torno al 15%.

Temas