-

-

¿Por qué la suba de tasas en EE.UU. y las del Banco Central afectan el precio del dólar?

04 de mayo de 2018

El alza de tasa en los Estados Unidos es uno de los factores externos que explica la presión sobre el dólar en la Argentina. El BCRA intentó frenar la desbanda también subiendo sus tasas. ¿Cómo actúa cada uno de estos factores sobre la economía de nuestro país?

El Gobierno intenta desde la semana pasada contener la desbandada del dólar con un juego de pinzas que incluye la venta de reservas y el aumento de la tasa de referencia. A pesar de ello, en las últimas 24 horas la cotización pegó un salto de casi el 7%.

¿Cómo afecta la suba de tasas a la economía argentina?

En primer lugar, hay que tener en cuenta dos tasas distintas. Los efectos sobre la economía son muy diferentes si la que sube es la tasa de los Estados Unidos sobre la cual la Argentina no tiene injerencia alguna o bien si la que sube es la tasa de referencia que maneja el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Uno de los factores internacionales que explica, en parte, la desbandada del dólar que experimenta la Argentina por estos días es la suba de la tasa por parte de la Fed en los Estados Unidos.

Los flujos de inversiones especulativos siempre se verán tentados de ir hacia allí donde la tasa es más alta con un nivel de riesgo bajo. El atractivo de una plaza financiera es un juego entre esas variables por eso a mayor riesgo la tasa tiene que ser obligadamente más atractiva y a menor riesgo ese país está en condiciones de pagar menos por el dinero.

Estados Unidos, sin riesgo, resolvió elevar su tasa y volvió más atractiva su plaza, por eso miles de millones de dólares que estaban en la Argentina "volaron" hacia allí tentados por un mejor rendimiento y un bajo riesgo.

Ese "vuelo" hacia los Estados Unidos presionó sobre el dólar. Es que el tentador carry trade que hacían en la Argentina con las Lebac los fondos de inversión internacionales perdió atractivo. Posicionados en Lebac estos fondos cambiaron sus pesos a dólares y ante la mayor demanda fogonearon la demanda de dólares y empujaron su cotización al alza.

Frente a este escenario, el Banco Central resolvió subir su tasa de referencia de modo de volver más atractiva la plaza y tentar a algunos fondos a permanecer en pesos en la Argentina y así quitar presión al dólar.

Sin embargo, al subir las tasas se atenta contra el dinamismo de la economía, se encarece el crédito y el juego financiero se vuelve más lucrativo que el productivo.

Temas