Débora Pérez Volpin: indagarán al endoscopista y a la anestesista

23 de mayo de 2018

Diego Biaolenkier y Nélida Inés Puente serán imputados formalmente a ambos de "homicidio culposo". Tras la indagatoria, el juez tendrá 10 días para definir si los procesa.

El endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente, quienes participaron en la endoscopia en la que falleció la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin fueron citados a indagatoria por el juez criminal y correccional Carlos Bruniard.

Así lo confirmaron fuentes judiciales, luego de que el magistrado aceptara el pedido de la fiscal Nancy Olivieri, tras el escrito que presentó días atrás la familia de Pérez Volpin.

Bialolenkier fue citado para el 1 de junio, mientras que Puente para el 7 del mismo mes, ya que en un principio iba a ser al revés las fechas dispuestas pero la anestesista no podía presentarse esa fecha porque estará de vacaciones.

Desde ese momento, el juez Bruniard imputará formalmente a ambos de "homicidio culposo" y tendrá 10 días hábiles para definir si los procesa -en este caso con o sin prisión preventiva- o no por la muerte de la legisladora porteña.

"Seguramente el juez unificará su decisión y tomará como parámetro el 7 de junio. De esa manera, el 21 de junio dará a conocer su determinación para los dos casos, aunque a veces puede tomarse algunos días más", precisó un vocero judicial.

Debora Perez Volpin Trinidad.jpg

Sin embargo, este magistrado está catalogado como uno de los que se ajusta a derecho y ese día dará a conocer su fallo.

La anestesista ya había presentado un descargo correspondiente, pero al parecer para Bruniard "no fue suficiente y decidió citarla a indagatoria".

"La indagatoria es el acto de defensa de los imputados por excelencia, donde tienen que ir a defenderse de las pruebas que hay en su contra", había señalado Deborah Lichtmann, abogada que representa a la familia de Pérez Volpin.

El 11 de abril pasado se dio a conocer el informe final de la autopsia practicada a la legisladora porteña y en el mismo se detalló que murió el 6 de febrero por "una perforación instrumental en su esófago" durante la realización de una endoscopia en la clínica La Trinidad Palermo y por "responsabilidad de los dos profesionales" que llevaron adelante la práctica.

El pedido de indagatoria se inició a partir de un escrito presentado por los abogados de la familia de Pérez Volpin, Diego Pirota y Deborah Lichtmann, en el que se afirmó que "si bien al comienzo de estas actuaciones resultaban aun desconocidas muchas de las circunstancias en torno a las causales que produjeron la muerte de la mencionada, a estas alturas del proceso podemos afirmar que nos encontramos con plenas certezas en torno a las mismas".

Temas