Santiago Maldonado: según un perito, el cuerpo fue "plantado"

26 de julio de 2018

Enrique Prueger analizó la autopsia que realizaron 28 peritos y concluyó que el cadáver no pudo haber estado 73 días bajo el agua.

Un testimonio que puede cambiar todo. El perito forense Enrique Prueger analizó de forma independiente, junto con su equipo de expertos, la autopsia practicada al cuerpo de Santiago Maldonado que realizaron los 28 peritos convocados para el estudio, y encontró una serie de contradicciones y errores groseros que resultan contundentes para sostener que el cuerpo del joven artesano "fue plantado".

De acuerdo a Prueger, en la autopsia intervino una palinóloga, cuyo testimonio fue ignorado a la hora de concluir que el cuerpo de Santiago estuvo desde el primer día de su desaparición bajo el agua, tal como sostiene la autopsia pero que la experta dijo todo lo contrario.

"Ella expresa claramente en la foja 54 de la autopsia oficial que bajo ningún concepto el polen que fue encontrado en prendas de Maldonado puede mantenerse más de 30 días en aguas como las de Chubut", reveló Prueger.

Prueger.jpg

En declaraciones al programa Minuto Uno, por C5N, el perito señaló que esta omisión es determinante para afirmar que el cadáver no estuvo 73 días en el lugar donde fue encontrado.

Otra contradicción que halló Prueger tiene que ver con la parte del cuerpo de Santiago que, según concluye la autopsia oficial, sufrió muchísimo frío sólo a la altura de las rodillas. "Nadie se muere por eso", aseguró el perito, quien también llamó la atención sobre las manos y la cara que no sufrieron degradaciones, algo típico para un cuerpo que está más de 70 días bajo el agua.

"Mi experiencia también me demostró que los ahogados en ríos patagónicos cuando están tanto tiempo en el agua se los encuentra como calabera y sin cabellera", señaló el perito forense. Santiago tenía su rostro completo.

Perito Prueger Santiago Maldonado.mp4

La lista de fallas que arroja la autopsia sigue. Prueger enumeró otro "error grosero" sobre la data de la muerte del joven. "Sobre el día que se ahogó y el día que apareció se saca un promedio de la temperatura del agua. Da un promedio de 6,27 grados y no de 3 grados como el que utilizaron en la autopsia para que les diera que estuvo bajo el agua entre 56 y 76 días. Con 6,27 grados estuvo no más de 30 días en esas aguas", explicó.

En base a estas incongruencias detectadas por Prueger, surgen dos hipótesis posibles: Santiago no pudo haber estado más de 30 días en la zona donde fue encontrado, por lo cual, los otros 48 días o bien estuvo muerto y congelado en otro lugar, o bien estuvo vivo y luego no se sabe qué pasó.

"El informe oficial cierra el caso con la hipótesis de que se ahogó el mismo día de su desaparición. De que se ahogó nadie difiere, pero sí es claro que no se tuvieron en cuenta ni el testimonio de todos los peritos que participaron de ese informe y además de que se emplearon mal datos para hacer conclusiones además de que se omitieron características centrales para concluir que el cuerpo de Santiago no estuvo bajo el agua 73 días".

Temas