-

El periodista saudí fue descuartizado vivo mientras sus asesinos escuchaban música

18 de octubre de 2018

A medida que pasan los días la investigación de la muerte del periodista saudí Yamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul continúa revelando información.

Grabaciones de audio revelan que el periodista, crítico con la monarquía del Reino, fue descuartizado en el edificio mientras sus asesinos escuchaban música, según un reveló un informe difundido por el Wall Street Journal. Turquía sostiene que dichas grabaciones prueban que Khashoggi fue asesinado por un equipo de 15 agentes saudíes.

El periodista no fue interrogado, tal y como sostiene la versión oficial del gobierno de Arabia Saudita, que ante el terremoto diplomático parece estar dispuesto a admitir que Khashoggi murió en el consulado "durante un interrogatorio". En cambio, la información publicada por el Journal reveló que fue detenido minutos después de entrar en el edificio, golpeado, sedado y asesinado en el despacho del cónsul saudí, Mohamed al Otaibi.

La cadena Al Jazeera informó más detalles sobre el crimen. Según el medio el asesinato duró 7 minutos. Cuando Khashoggi llegó al consulado entró en el despacho del cónsul general y ahí fue retenido por varias personas. En ese momento lo pusieron encima de una mesa y lo drogaron.

Aún vivo, uno de los funcionarios presentes, el presidente de la Compañía Saudí de Patalogía Forense, Salá al Tubaigy, empezó a descuartizarlo.

Debido a los gritos, el forense —que ocupa un alto cargo en el Ministerio del Interior y que solo podría actuar por orden de un alto cargo saudí— recomendó a los presentes que pusieran música.

Las repercusiones diplomáticas

Mientras se van conociendo nuevas revelaciones sobre la muerte, los ministros de Asuntos Exteriores del G7, junto con el alto representante de la Unión Europea, afirmaron este miércoles que los responsables de la desaparición del periodista "deben rendir cuentas".

Los ministros de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, Estados Unidos y la UE declararon en un comunicado que esperan que "el Reino de Arabia Saudí realice una investigación rigurosa, creíble, transparente y sin demora, como fue anunciado".

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, anunció la cancelación de su previsto viaje a Arabia Saudita a raíz del caso Khashoggi, mientras el portavoz del Gobierno, Steffen Seiebrt, asegura que desde que desapareció el periodista "no ocurrió nada que sirva para disipar las sospechas" de que las autoridades saudíes son responsables.

También el Fondo Monetario Internacional (FMI) canceló la participación de su directora gerente, Christine Lagarde, en el foro económico de la próxima semana en el país sin ofrecer explicaciones de los motivos. La decisión de Lagarde llega después de que varios patrocinadores e invitados al foro Future Investment Initiative (iniciativa de inversión futura), entre ellos el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, hayan cancelado su participación.

Temas