-

En medio del ajuste, Aguad asciende a militares retirados y les paga el retroactivo

05 de noviembre de 2018

Se trata de 25 integrantes de las Fuerzas Armadas que hoy están en situación de retiro y que en 2010 no fueron considerados para los ascensos.

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, derogó el pasado viernes una resolución de 2010 firmada por Nilda Garré, quien ocupó ese lugar durante el gobierno de Cristina Kirchner. La norma de la ex titular de la cartera de Defensa le había negado el ascenso de varios oficiales de las tres fuerzas armadas.

La resolución N° 1414 firmada por Aguad dejó sin efecto la N° 1581 del 29 de noviembre de 2010, de la entonces ministra Garré, a la que consideró "ilegítima" por castigar a "los portadores de apellidos".

Nilda Garré.jpg

Garré aseguró a minutouno.com que fueron apartados de sus cargos porque "no daban garantía de una verdadera vocación democrática, de acuerdo a los principios que consideramos deben tener las Fuerzas Armadas", y aseguró que en aquel momento, se los investigó y tenían antecedentes, además de parentesco directo con militares que fueron represores o que ocuparon cargos durante la última dictadura y que fueron condenados.

"Había información y entorno familiares que nos hacían pensar que no eran los más adecuados para ser elegidos para conducir las fuerzas armadas, los cargos más altos, porque no tenían espíritu democrático ni nos daban garantía de respetar los derechos humanos", insistió Garré a la vez que aclaró: "Ascender a alguien es un tema de mérito, oportunidad y conveniencia. Evaluamos todas esas características y decidimos que no debían ser ascendidos".

Oscar Aguad.jpg
Oscar Aguad, ministro de Defensa<br>
Oscar Aguad, ministro de Defensa

Por su parte, Aguad dijo al diario La Nación que su resolución "es una reivindicación ante una injusticia, como lo fue dejar afuera a miembros de las Fuerzas Armadas por su apellido. Una muestra del populismo del anterior gobierno, que tomaba decisiones sólo para quedar bien con sus votantes".

Los 25 integrantes de las Fuerzas Armadas, que actualmente están en situación de retiro, no fueron considerados para los ascensos. La medida de Aguad asegura que en la resolución de Garré "no explicitó las razones por las cuales el personal por ella alcanzado debía ser calificado como se calificó".

Embed

Aguad ordenó que se les reconozca el tiempo pasado en retiro como en actividad y solicitó que se les pague la diferencia de los haberes que les hubiera correspondido percibir.

Se realizará un "nuevo cómputo de servicios al referido personal, reconociéndoseles el tiempo pasado en retiro como en actividad, abonándoseles la diferencia de los haberes que les hubiera correspondido percibir hasta el dictado de la presente".

Temas