Internet de las cosas, un mundo tecnológico de sueños para los hackers

Por: Axel Marazzi (enviado especial)
12 de noviembre de 2018

Cada vez es más común ver dispositivos vestibles o que forman parte del modulario de nuestro hogar que se convirtieron en inteligentes en los últimos años. De hecho Amazon hace solo semanas presentó microondas, pero también hay heladeras, tostadoras, cafeteras, lamparitas, pulseras, relojes y todo tipo de productos que forman parte de lo que se llama internet of things (IoT) o internet de las cosas.


El tema es que si bien este tipo de dispositivos son muy atractivos para los usuarios y cada vez más baratos en comparación a lo que empezaron costando, llega con grandes problemas de seguridad que son aprovechados por atacantes.

Una encuesta que realizó la compañía en seguridad informática ESET reveló que el 70% de los usuarios dicen que los equipos IoT no son seguros, pero el 62% dijo que igualmente compraría uno.

Se estima que actualmente hay un promedio, a nivel mundial, de 6 dispositivos conectados a Internet por hogar y para 2020 habrá 20 mil millones de dispositivos inteligentes en el mundo sin incluir a las computadoras. Teniendo este mercado en mente, los hackers decidieron comenzar a desarrollar virus que afecten a este tipo de sistemas.

"Es muy complejo que todos sean seguros porque tienen tecnologías diferentes. Esto hace que brindar seguridad después de que son lanzados al mercado sea difícil. Lo que debería suceder es que vengan seguros directamente de fábrica”, explicó Cecilia Pastorino, especialista en seguridad informática en el marco del Foro ESET de Seguridad Informática.

Uno de los principales ataques que afecta a estos dispositivos es un malware que convierte a los aparatos en zombies y que los hace formar parte de una botnet, un grupo de computadoras que está a merced de un hacker para hacer lo que él quiera.

Los casos más famosos son Mirai y Reaper que afectaban a routers y cámaras. Los creadores de esos virus los usaban para que, en masa y en el mismo momento, estos aparatos infectados ingresen a un sitio dejándolo sin funcionamiento.

Pero no es la única manera en la que se infectan. También hay virus que los bloquean y piden rescate para poder liberarlos para volver a usarlos. Este tipo de ataques están enfocados no solo a productos hogareños sino también a algunos carísimos que los dueños, seguramente, querrán poner el dinero necesario para recuperarlos. Uno de los casos más famosos fue el que un grupo de hackers atacó un tomógrafo de un hospital en Inglaterra.

La mayoría de los ataques son realizados por culpa de mala configuración de fábrica en los que, por ejemplo, todos los productos de una compañía tienen el mismo usuario y contraseña. Los atacantes lo saben y buscan por internet este tipo de dispositivos para convertirlos en zombies. Y el resto es caos.

Temas