Coca Cola promete restituir los 200 litros de agua que usa por cada uno de la gaseosa

05 de junio de 2007


  • *Lo dijo el presidente de la compañía en la primera jornada de la reunión anual de WWF y en el marco del Día Internacional del Medio Ambiente.
  • *La empresa usa 200 litros de agua por cada uno de gaseosa que elabora.

El presidente de Coca Cola, Neville Isdell, afirmó que la compañía va a devolver “cada gota de agua” que le quita  a la naturaleza para producir la bebida. Lo declaró en la primera jornada de la reunión anual de WWF que se desarrolla en Pekin en el marco del Día Internacional del Medio Ambiente.



La empresa emplea hasta 200 litros de agua por cada uno de bebida que produce. En 2006 usó un total de 290.000 millones de litros.

Isdell explicó que el 40 % del agua que utiliza la compañía se destina a las bebidas, y el resto a procesos productivos como limpieza, calefacción y enfriamiento. El año pasado, la empresa usó unos 290.000 millones de litros, pero "el gran problema", según Jason Clay, de WWF, es que "por cada litro de Coca Cola se necesitan entre 175 y 200 litros de agua".

La iniciativa de devolver lo que se quita forma parte de un programa que busca proteger siete de las mayores cuencas ribereñas por lo que el líder de las gaseosas se comprometió a restituir  a la naturaleza “cada gota de agua” que usa en la elaboración de su producto.

Además, representantes de la multinacional también afirmaron que adoptarán medidas para reducir las emisiones de dióxido de carbono durante sus procesos de fabricación.

El programa será llevado adelante en conjunto por la empresa y el grupo ecologista WWF, y estará financiado con 20 millones de dólares.

El compromiso "significa reducir la cantidad de agua que utilizamos, reciclar el agua usada en la fabricación y devolver el agua a las comunidades y a la naturaleza", dijo el presidente de la empresa, Neville Isdell. "Nuestra compañía necesitará tiempo y cooperación de embotelladores, suministradores y socios conservacionistas" para cumplir con su palabra, agregó Isdell.