Tras un arduo viernes de trabajo, Mauricio Macri se va otra vez de vacaciones

02 de marzo de 2019

El Presidente emitió un discurso de una hora en la Apertura de Sesiones Ordinarias del Congreso. Por la noche recibió al autoproclamado presidente Juan Guaidó. Después de la extensa jornada, se fue a San Martín de los Andes a pasar el Carnaval en un exclusivo complejo.

Tras el discurso con el que inauguró las sesiones ordinarias del Congreso y después de recibir al autoproclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó, el presidente Maruicio Macri eligió una vez más la localidad patagónica de San Martín de los Andes para vacacionar en el fin de semana extra largo por los feriados de Carnaval.

El mandatario fue captado junto a su familia en el aeropuerto, desde donde iba al exclusivo country Chapelco Golf & Resort. Allí habitualmente reside cuando visita Neuquén, según informa por La Mañana de Cipolletti.

Macri en San Martín de los Andes
Macri en San Martín de los Andes<br>
Macri en San Martín de los Andes

Este verano el Presidente se tomó 23 días de vacaciones. La Cumbre del G-20 lo agotó al punto que el mandatario prefirió incluso pegar el faltazo a la asunción de Jair Bolsonaro en Brasil el 1º de enero pasado.

Dos semanas después de retomar sus obligaciones volvió a tomarse y unos días y ahora Presidencia informó que, con motivo de su cumpleaños, Macri se armó un fin de semana largo a su medida en Chapadmalal.

Las recurrentes licencias que se toma motivaron que a principios de enero la senadora Magdalena Odarda, de Río Negro, propusiera reglamentar por ley el receso presidencial, ponerle un tope de 14 días corridos y que el descanso sea dentro de territorio argentino.

Actualmente, no existe regulación normativa específica sobre el régimen de licencias anuales de quien ejerce la Presidencia de la Nación. Eso explica porqué el presidente Macri ya se ha tomado más de 120 días de vacaciones desde que asumió”, aseguró en aquella oportunidad la senadora.

Incluso Mirtha Legrand, que suele defender la gestión de Cambiemos lo cuestionó. "Si fuera presidente y tuviera un país en las condiciones en las que está ahora, con tantas necesidades en todos los rubros, no me iría de vacaciones. Me quedaría en Buenos Aires tratando de solucionar los problemas. La presencia es muy importante", dijo la Chiqui.

"No entiendo las críticas de que tome vacaciones, uno tiene que tener un espacio de tranquilidad y reflexión para recuperar energías", se justificó por su parte un descansado Macri tras su regreso de Villa La Angostura en enero pasado.

Temas