-

Más de 600 detenidos en Moscú en una manifestación opositora al gobierno de la ciudad

27 de julio de 2019

La policía también irrumpió en un canal de televisión que transmitía las demostraciones de descontento por la exclusión de candidatos opositores en las elecciones locales.

Al menos 638 personas fueron detenidas este sábado en Moscú, la capital de Rusia, por participar de manifestaciones en contra del veto de los candidatos opositores para las elecciones municipales.

La policía reprimió con golpes de bastón a los más de 3.500 manifestantes que se congregaron en el centro de la capital con consignas como "elecciones libres" o "vergüenza".

La protesta de este sábado no fue autorizada por el ayuntamiento de Moscú, pero una marcha similar ocurrida hace una semana reunió a entre 12 mil y 22 mil personas bajo el mismo reclamo (los números corresponden a las estimaciones de cada fuente).

El número de detenidos oscila entre los más de 600 registrados por la organización OVD-Info, especializada en monitorear los arrestos políticos en Rusia, y los 295 informados por la policía a la agencia estatal de noticias TASS.

La convocatoria de este sábado, al igual que las anteriores, fueron realizadas por la oposición después de que se vetara a 57 candidatos independientes para las elecciones legislativas del 8 de septiembre en Moscú, cuyo alcalde es Serguéi Sobianin.

Las encuestas más recientes habían demostrado que el oficialismo encabezado por el presidente Vladimir Putin estaba rezagado y que los candidatos opositores ganarían la mayoría de las bancas.

Alexei Navalny, uno de los líderes más reconocidos de la oposición en Rusia, convocó la marcha de este sábado pero fue sentenciado a 30 días de cárcel el miércoles pasado por violar "las reglas de las manifestaciones" al llamar a una demostración no autorizada.

De hecho, la policía irrumpió en dos estudios de televisión por internet que estaban transmitiendo los acontecimientos y arrestó a sus líderes, Vladimir Milonov y Alexandra Perepelova, informó el sitio Daily Mail.

Otros líderes opositores detenidos esta semana fueron Ilia Yashin, Liubov Sobol o Dmitri Gudkov, quien subrayó que "se trata de saber si, en la Rusia actual, es posible hacer política legalmente".

Amnistía Internacional criticó el "intento abierto y descarado de las autoridades rusas para intimidar a la oposición" y alertó sobre sus temores a una "próxima represión masiva".

Entre los 57 excluidos están los principales opositores al Kremlin: Liubov Sobol, que trabaja con Navalni; el ex diputado Dmitri Gudkov, el dirigente del partido liberal Yabloko Serguéi Mitrojin, e Ilia Yashin.

Temas