-

-

-

-

Recrudece la interna en el macrismo que no logra detener la sangría de dirigentes

09 de diciembre de 2019

Cuatro diputados bonaerenses anunciaron que dejan el espacio para conformar su propio bloque y reclamar mayor diálogo al interior del macrismo.

La interna en el macrismo sigue al rojo vivo y el mayor desafío que enfrenta ese espacio tanto a nivel nacional como en la provincia de Buenos Aires es contener la tropa y frenar la sangría de dirigentes. A la salida de tres diputados nacionales del interbloque de Juntos por el Cambio se sumó ahora la de cuatro diputados bonaerenses.

Los diputados bonaerenses Walter Carusso, Martín Domínguez Yelpo, Fernando Pérez y Guillermo Bardón abandonaron este lunes el bloque de Cambiemos en la Cámara baja y anunciaron que conformaránla bancada Cambio Federal.

Bardon es un dirigente cercano a Emilio Monzó, Carusso es un dirigente allegado al intendente de San Isidro, Gustavo Posse; Yelpo es un dirigente del gremio de los ruralistas UATRE y Pérez, es un dirigente del radicalismo de Quilmes y fue candidato a intendente.

A dos días de la asunción de Axel Kicillof como gobernador de la provincia de Buenos Aires, los legisladores no dudaron en dejar en evidencia el quiebre al interior del macrismo y la dura interna que se abrió tras las derrotas de Macri en Nación y María Eugenia Vidal en Provincia. En ese sentido justificaron su alejamiento de ese sector en "el rechazo a la continua metodología basada en la toma de decisiones que rechaza pensamientos divergentes y nos excluye sin debate ni intercambio de ideas".

Agregaron: "Creemos en la unidad pero en el marco de la diversidad y la aceptación de las diferentes opiniones. Por esa razón, reconociendo nuestra pertenencia al espacio opositor, conformamos un nuevo bloque desde el que trabajaremos en una construcción que amplíe las miradas a partir del disenso y la búsqueda de acuerdos", señalaron los legisladores.

En ese sentido, afirmaron que desde Cambio Federal "reivindicamos el proyecto de Cambiemos, con la necesaria autocrítica, y convocamos a una gran apertura que nos permita ofrecer a los argentinos una nueva propuesta que genere confianza y esté en condiciones para transformar nuestra provincia y el país".

Por último, señalaron: "Reivindicamos el diálogo y repudiamos la grieta como método de construcción electoral".

Temas