Reabren causa por el atentado de Montoneros al comedor de la Policía Federal en 1976

Política

Un poderoso artefacto explosivo detonó en el comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal. El saldo fue de 24 personas muertas y más 60 resultaron heridas.

La justicia reabrió la investigación por el hecho ocurrido el 2 de julio de 1976, cuando mediante la colocación de un poderoso artefacto explosivo que detonó en el comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal fallecieron 24 personas y más 60 resultaron heridas.

La Cámara Federal porteña dictó la nulidad del fallo de la jueza María Servini que había cerrado el caso por prescripción y ordenó que se investiguen las responsabilidades de los imputados ante posibles violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, de acuerdo al pedido de pretensos querellantes.

En su momento se indicó como responsables a Mario Firmenich, Marcelo Kurlat, Horacio Verbitsky, Laura Sofovich, Miguel Ángel Lauletta, Norberto A. Habegger y Lila Victoria Pastoriza; entre otras personas que integraban la Organización Montoneros.

La resolución de la Sala I de la Cámara obliga a seguir investigando. “No se ha considerado el planteo sobre el posible apoyo de Estados y organizaciones extranjeras que tuvieron las personas implicadas”, advirtieron los camaristas Pablo Bertuzzi, Mariano Llorens y Leopoldo Bruglia.

En conclusión, la resolución es inválida porque prescindió considerar cuestiones previas y expresamente introducidas en derredor de la maniobra denunciada, las cuales necesariamente había que merituar para dar una respuesta suficiente en los términos exigidos por la norma antes aludida, indica el fallo.

Los pretensos querellantes (Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, Asociación “Defensores de Derechos Humanos de Latinoamérica” y Eduardo Emilio Kalinec y Alicia de León por su hijo Ernesto Osvaldo Matienzo en su condición de víctimas directas), expusieron los motivos por los cuales requirieron la revocatoria del fallo de la jueza que cerró el caso.

En primer lugar, advirtieron la omisión de tratamiento de argumentos y prueba conducentes incorporados en la denuncia, entre lo que se destacó no abrir la investigación a los efectos de determinar si la organización “Montoneros” efectivamente tuvo apoyo, cuanto menos, de tres Estados extranjeros y organizaciones terroristas islámicas.

Por otro lado, cuestionaron que la decisión fue dictada omitiendo correr vista de la presentación de esa parte al Ministerio Público Fiscal; y que además no se resolvió el planteo subsidiario, para que –ante el caso de que se rechazara la pretensión de juzgamiento-, se desarchive el expediente y se reanude la investigación, con sustento en el derecho a la verdad de las víctimas, sus familiares y la sociedad.

Para la Cámara, la jueza Servini no evaluó “ lo requerido por la parte conforme las aristas que el caso proyecta. Esto, en cuanto a la eventual calificación de crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra, con los nuevos elementos propuestos; o un posible caso de grave violación a los derechos humanos”.

Embed

Dejá tu comentario