Francisco De Narváez declinó su precandidatura a la gobernación bonaerense

Política

El diputado nacional ratificó su pertenencia al Frente Renovador y allanó así el camino a Sergio Massa para que, tal como indican las versiones que circulan desde hace días, "baje" a Provincia.


Embed
17:56
En medio de las versiones que indican que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, declinará sus aspiraciones presidenciales para refugiarse en la Provincia, Francisco de Narváez, tomó una decisión que refuerza esa hipótesis.

El diputado nacional que protagonizó un escándalo días atrás cuando golpeó a un periodista, resolvió bajar su precandidatura a la gobernación bonaerense para, según aseguró, "facilitar" un eventual acuerdo entreMassa y Mauricio Macri.

El eventual acuerdo al que se refiere el ahora ex precandidato a gobernador implica que Massa (golpeado por el incontenible éxodo de dirigentes del Frente Renovador y su estancamiento en todos los sondeos de intención de voto) resigne sus aspiraciones presidenciales para convertirse en el candidato a la gobernación bonaerense en una lista encabezada con Macri como candidato a presidente.

Tras anunciar en radio Mitre su paso al costado en la carrera por suceder a Daniel Scioli al frente del mayor distrito electoral del país, De Narváez escribió una catarata de tuits en lo que explicó su decisión.

"Depende de Mauricio y Sergio ponerse de acuerdo y derrotar a los K, como en el 2013. Hay tiempo hasta el miércoles" escribió el diputado en su cuenta de Twitter. El próximo miércoles vence el plazo para la inscripción de alianzas ante la justicia electoral. La única manera que Macri y Massa puedan competir en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto próximo en una misma boleta o bien en la interna de un mismo espacio es inscribiendo a más tardar el miércoles un frente que contenga tanto al PRO como al Frente Renovador.

"Para facilitar el acuerdo retiro mi candidatura a gobernador de la PBA" siguió De Narváez en su Twitter y advirtió: "Conozco muy bien la PBA. Sé que se puede ganar la elección si se unen todas las fuerzas de la oposición".

De esta manera el massismo acaba de pasarle toda la presión de garantizar la conformación de un amplio espacio opositor al macrismo.

"Dividir es jugar para Cristina" sentenció De Narváez abogando por la unidad opositora y mostrándose como un facilitador de ese acuerdo que dependerá ahora, casi exclusivamente de Macri.

Y concluyó: "Sola ninguna fuerza de la oposición puede derrotar a los K. Soy candidato a la unidad de la oposición, ese será mi trabajo en las próximas horas".

Embed

Embed

Embed

Embed

Embed

Embed



Dejá tu comentario