Espionaje ilegal: el macrismo usó datos de Migraciones para atacar a un candidato en Entre Ríos

Política

Entre las PASO y las generales de 2019 fueron publicadas operaciones de prensa producto del espionaje ilegal contra el candidato del Frente de Todos, Enrique Cresto.

El espionaje ilegal desplegado por el macrismo desde la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) fue utilizado de manera discrecional por el gobierno de Mauricio Macri también contra sus adversarios políticos. El mecanismo que se repite en varios casos tiene un formato similar: primero recolectar los movimientos migratorios de una persona, y luego sembrar una operación mediática para desacreditarla.

Así le ocurrió al entonces intendente de la ciudad de Concordia por el Frente de Todos, Enrique Cresto, quien en 2019 buscaba la reelección y es una de las principales figuras del peronismo en la provincia mesopotámica, quien sufrió la publicación en distintos medios de sus viajes al exterior entre 2016 y 2019.

De la denuncia de Migraciones, a la que accedió ámbito.com, surge el seguimiento de 58.169 personas de manera ilegal.

En Entre Ríos jugó (y juega) fuerte el por entonces ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, quien tiene intereses políticos en la provincia. Desde su posición Frigerio era el responsable final de la Dirección Nacional de Migraciones en donde funcionó un sistema ilegal de alertas de seguimiento de ingresos y egresos del país de 58.169 personalidades de distintos ámbitos, y que fue descubierto por la actual administración de la DNM, que derivó en una denuncia penal.

Con elecciones desdobladas, los comicios nacionales en Entre Ríos tenían una centralidad para la aventura reeleccionista de Mauricio Macri. En las PASO de agosto el candidato a senador del Frente de Todos, Edgardo Kueider, le propinó una verdadera paliza al chacarero Alfredo De Angeli de Cambiemos por un contundente 44,4% a 32,9%.

Sin embargo, entre el turno de las elecciones primarias y las generales, Cambiemos desplegó todo el poderío desde el Estado para procurar revertir la catastrófica elección que a nivel presidencial ya encaminaba a Alberto Fernández como ganador, y a Macri como el primer presidente desde la vuelta de la democracia en no lograr su reelección.

El apuntado en Entre Ríos fue Cresto, quien pese a los ataques en las elecciones desdobladas de junio del 2019 logró la reelección como intendente de Concordia por el 56% de los votos. No obstante, Cambiemos continuó con su ataque y el 17 de octubre de ese año, justo 10 días antes de las generales, la prensa entrerriana divulgó los 12 viajes al exterior que Cresto había realizado entre 2016 y 2019 con el objetivo de instalar la supuesta falta de ética del dirigente peronista y revertir la “paliza” de las primarias.

La operación mediática dio sus frutos, y en las generales se impuso en las elecciones De Angeli por un apretado 45,6% a 45,4% sobre Kueider.

De hecho, las operaciones mediáticas parecen apoyarse en la información recabada por el programa paralelo que funcionaba en la DNM durante el macrismo sobre la base del sistema “SICaM HALCON”, que posibilita la obtención de información del Registro Nacional de Ingresos y Egresos en tiempo real y mediante alertas específicas.

En una clara violación de la normativa vigente que establece que los seguimientos deben hacerse a partir de una orden judicial, el macrismo no solamente realizó un seguimiento ilegal, sino que además produjo una grave afectación de la privacidad de las personas cuyos movimientos fueron marcados