Espionaje ilegal: la causa entró en un laberinto de cuestionamientos cruzados a jueces

Política

Las recusaciones presentadas podrían derivar en el apartamiento de los magistrados que deben revisar el caso. Arribas cuestionó al camarista Farah, y varios querellantes pidieron apartar a Bertuzzi. ¿La causa podría quedarse sin jueces superiores?

Mientras varios querellantes pidieron el apartamiento del camarista Pablo Bertuzzi de la causa en la que se investigan las maniobras de espionaje ilegal cometidas durante el macrismo, uno de los principales acusados, Gustavo Arribas recusó a otro de los integrantes de la Cámara, Eduardo Farah por falta de imparcialidad.

Los querellantes abogados Rafael Resnick Brenner y Jorge Chueco pidieron el apartamiento de Bertuzzi ante un “fundado temor de parcialidad. El ex vicepresidente Amado Boudou también recusó al juez. Una de las primeras causales que los abogados pusieron de manifiesto es que de la extracción de datos del celular de uno de los sospechados, Darío Nieto, precisamente el Secretario Privado del ex presidente Mauricio Macri, figura el teléfono de Bertuzzi.

“Sucede que el cargo que ocupaba Darío Nieto era ajeno a toda actividad judicial y/o de enlace institucional, por lo que no cabe, otra cosa, en principio, alguna suerte de relación personal”, argumentaron los letrados.

Gustavo Arribas
Gustavo Arribas, acusado de ordenar maniobras de espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri

Gustavo Arribas, acusado de ordenar maniobras de espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri

El escrito de recusación advierte que en esta causa se investigan las tareas de inteligencia ilegal efectuadas en el ámbito del Servicio Penitenciario Federal, y en especial las escuchas e intercepción telefónica ilegal, de aquellas conversaciones efectuadas entre detenidos y sus defensores.

Así remarcan que Bertuzzi, presidió el Tribunal Oral Federal N° 4, a cargo del caso de la Ciccone Calcográfica. Dos de los imputados (Amado Boudou y José María Nuñez Carmona) fueron detenidos y “en esas circunstancias el Dr. Pablo Bertuzzi pudo haber accedido al contenido de las comunicaciones entre detenidos y defensores”.

Recientemente el abogado Alejandro Rúa, en representación de Boudou, presentó un pedido de recusación respecto de Bertuzzi, al cual Resnick Brenner y Chueco adhirieron y en especial al acápite referente a la mesa judicial macrista y el traspaso del juez a la Cámara Federal.

Bertuzzi fue uno de los jueces trasladados de manera irregular, sin acuerdo del Senado durante el macrismo. La Corte le permitió seguir en la Cámara Federal, un tribunal clave, hasta que se resuelva mediante concurso quien debe ocupar su cargo. Bertuzzi fue uno de los que avaló la declaración como arrepentido de Alejandro Vandenbroele, al que se le pagó más de cuatro millones de pesos, con los que instaló un hotel Boutique.

Evidentemente el Dr. Pablo Bertuzzi actúa en mira de sus intereses personales en lugar de trabajar como un magistrado, lo que lo hace repugnante frente a la Constitución Nacional, sobre la que quizás alguna vez haya jurado defender su aplicación, juramento que se ve mancillado por las distintas conductas que hace prevalecer a su persona por encima del derecho, y más aún de la justicia”, alegaron los querallentes.

Dario Nieto

En tanto, el macrismo intenta correr del caso al camarista Farah, que declaró en la causa en la que se investiga una mesa judicial del gobierno de Cambiemos acusada de presionar a jueces y fiscales. Se trata del caso que cobró impulso con la denuncia que hizo la camarista de Casación Ana María Figueroa sobre la visita de un funcionario del gobierno de Macri cuando debía fallar en la causa Memorandum de Entendimiento con Irán.

“La existencia de prejuicios que pueda tener el juez respecto de una de las partes del procedimiento genera virtualidad suficiente para que esta parte tema sobre la imparcialidad que pueda tener el magistrado a la hora de decidir el caso concreto”, sostuvo la defensa de Arribas sobre Farah.

El caso de espionaje pasó de los tribunales de Lomas de Zamora a los de Comodoro Py, y luego de deambular por distintos juzgados quedó finalmente en manos del juez Macelo Martínez de Giorgi.

El conflicto sobre los jueces que deben intervenir ahora se focaliza en la Cámara Federal, que deberá resolver sobre las recusaciones cruzadas. “Todos contra todos”, deslizó una fuente relacionada al expediente.

La decisión que se adopte respecto de las recusaciones es clave, porque la Cámara es el tribunal revisor de las decisiones de primera instancia. En el hipotético caso de que resulten apartados, y se den situaciones de excusaciones, podrían entrar a jugar conjueces.

Dejá tu comentario