Aníbal Fernández: "Como no son bestias en derecho, uno ya tiene que decir que son mala leche"

Política

El interventor de YCRT se refirió a la causa por el memorándum con Irán en la que Cristina Kirchner pidió y obtuvo una audicencia para declarar la nulidad.

Aníbal Fernández se refirió este martes sobre la causa del memorándum por Irán tras la decisión del fiscal Marcelo Colombo de aceptar el pedido de Cristina Kirchner y otros imputados para una audiencia en la que podría tratarse la anulación del juicio oral.

La causa del memorándum firmado por el Gobierno argentino con Irán fue desestimada en todas las instancias judiciales pero luego fue reabierta a instancias de la Cámara de Casación Penal con la firma de los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, de quienes luego se supo que visitaban al hoy ex presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos.

En su dictamen el fiscal Marcelo Colombo accedió a pedido de Cristina Kirchner de audiencia abierta, oral y pública para lograr la nulidad de la causa, que no tiene fecha para su juicio oral aunque ya fue elevada a esa instancia.

"La realidad es que es un espanto lo que hemos apreciado, porque la (ex) Presidenta, en función de lo que dice la Constitución, puede firmar acuerdos con otros países", comentó este martes Aníbal Fernández en el programa "Vuelta de rosca" por Radio 10.

Además de la firma de la ex Presidenta el acuerdo con Irán debía recibir el voto de apoyo del Congreso (cosa que ocurrió) y luego tenía que ser enviado a las Naciones Unidas para su aprobación, cosa que "nunca se hizo", según recordó el interventor del YCRT.

"La burrada que hicieron con esto, como no son bestias ordinarios respecto del conocimiento del Derecho uno tiene que saber entonces que son mala leche", sentenció Aníbal Fernández, para quien los jueces que firmaron la reapertura de la causa "jugaban la propia para hacerle la corte al impresentable, corrupto, ruín de Macri".

"Lo que inventaron fue que esto ponía en peligro el sistema jurídico argentino, que (Cristina Kirchner) había firmado cosas que no correspondían aunque habían sido aprobadas por el Congreso, ¿sino por qué me llamaron para declarar?", sentenció.

"La única vocación que tenía la expresidenta y todos los legisladores que lo votamos en el Congreso era encontrar la alternativa de poder llevar a cabo la indagatoria aunque sea en otro país", reconoció el interventor de YCRT.

La maniobra habría logrado que la causa "se hubiese remitido a un juez argentino con legislación argentina" para "poder aprobar la indagatoria y seguir avanzando con el juicio", pero "no lo permitieron y consiguieron por parte de la derecha, de la DAIA (sic) actuar con un rigor sin sentido, o reclamando cosas que no tenían ni pies ni cabeza", disparó el funcionario.

En cambio, la causa actual por el memorándum con Irán "avanzó hasta ahí".

"Más no se puede hacer porque es un sinsentido: nunca estuvo vivo ese convenio, nunca llegó a estar vigente no solamente porque no se había aprobado en los dos países sino porque no se ratificó en las Naciones Unidas ni hacía lo que decía", convino Fernández.

"Las visitas (de Borisnky y Hornos) me tienen sin cuidado, si juegan pádel o ludo. Lo que no me tiene sin cuidado es que evidente cada vez que participaban de una reunión en Olivos con el Presidente tenían consecuencias respecto de personas o acciones determinadas", subrayó Fernández, para quien los jueces "abandonaron la honradez de magistrado para transformarse en alcahuetes del Presidente".

Dejá tu comentario