Atentado a Cristina Kirchner: qué dijo Gerardo Milman sobre su vinculación

Política

El legislador nacional de Juntos por el Cambio fue involucrado por un testigo de la causa, pero él aseguró que "jamás" dijo "cuando la maten yo estoy camino a la costa", en una reunión ocurrida dos días antes del atentado.

El diputado Gerardo Milman aseguró este viernes que "jamás" hizo la "afirmación" que le atribuyó un testigo en la causa por el ataque a la vicepresidenta Cristina Kirchner y lo denunció por falso testimonio, en un escrito presentado ante en la misma causa.

Según un testigo, el legislador de Juntos por el Cambio se encontraba el 30 de agosto en la confitería Casablanca donde, ante dos de sus colaboradoras, habría hecho referencias al intento de magnicidio que ocurriría dos días más tarde. “Cuando la maten yo estoy camino a la costa”, habría dicho el diputado según el testimonio que lo involucra.

"Jamás hice una afirmación como la que el testigo ha pretendido imponer como salida de mi boca, quien sabe con qué inconfesables fines políticos", dijo legislador opositor mediante un escrito que fue remitido a la Cámara Federal porteña que, por sorteo, lo envió al juzgado federal 11 a cargo interinamente del juez Julián Ercolini para que lo investigue.

“He estado reunido en el referido bar ubicado en la calle Rivadavia 1901 con mis secretarias, siendo que, en la oportunidad a la que el ‘testigo’ se debe referir, estábamos organizando un evento en Mar del Plata y al mismo tiempo, organizamos previas recorridas por distintos municipios que yo realizaría en distintas semanas”, aseguró Milman.

“Fue así que concurrí, primero a Pinamar y volví al día siguiente a la mañana, la otra semana fui al Partido de la Costa, habiendo ido y vuelto en el mismo día y fui también a San Antonio de Areco por el día, ello en tres semanas diferentes previo al encuentro de Mar del Plata”, continuó.

“Ese fue el tema de conversación en dicha oportunidad, siendo que jamás hice una afirmación como la que el ‘testigo’ ha pretendido imponer como salida de mi boca, quien sabe con qué inconfesados fines políticos”, concluyó Milman en su presentación.

En tanto y durante esta misma jornada, la querella de Cristina Fernández de Kirchner reclamó a la jueza Capuchetti que sean secuestrados los teléfonos celulares de las dos colaboradoras del diputado, Ivana Bohdziewicz y Carolina Gómez Mónaco, para profundizar sobre esa pista.

Embed

Dejá tu comentario