Lula destacó el "coraje" y "decencia" de Alberto Fernández por haberlo visitado en prisión

Política

Recordó además que la visita del Presidente argentina a su celda de la ciudad de Curitiba fue en plena campaña electoral. También agradeció al papa Francisco por su respaldo.

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva destacó este miércoles la "decencia" y el "coraje" del mandatario argentino, Alberto Fernández, por haberlo visitado en plena campaña electoral en su celda de la ciudad de Curitiba, en el sur de Brasil.

Lula también agradeció al papa Francisco por el respaldo durante los 580 días que pasó en la prisión, durante una conferencia de prensa en la cual comenta la anulación de sus condenas, lo cual lo posiciona para volver a ser candidato presidencial el año próximo.

El ex Presidente brasileño afirmó también que fue víctima de la mayor mentira de la justicia en 500 años de historia en su país, en la primera reacción ante la anulación de sus condenas y procesos, lo cual lo libera para poder participar de las elecciones presidenciales en 2022.

El dirigente del PT Iba a brindar declaraciones el martes, pero prefirió esperar para saber si la corte brasileña -como se preveía- tomaba alguna decisión sobre las sospechas de parcialidad que pudo haber cometido el ex juez Sérgio Moro para imputarlo y condenarlo por corrupción. Ese trámite sufrió una postergación debido a que uno de los miembros del Supremo Tribunal Federal pidió un cuarto intermedio sin plazo para analizar el caso antes de emitir su voto.

La votación había sido convocada de urgencia por el juez Gilmar Mendes luego del tsunami político generado anteayer con la decisión del juez Edson Fachin de anular las condenas y procesamientos contra Lula por considerar a Moro incompetente, aunque mantuvo la instrucción de la fiscalía.

Lula, quien pasó 580 días preso en una celda en la ciudad de Curitiba, se encontró con la prensa a partir de las 11 en el municipio paulista San Bernardo do Campo, en la sede de su sindicato metalúrgico, donde surgió como dirigente, se casó y se entregó a la policía el 7 de abril de 2018. Ahora recuperó sus derechos políticos y puede ser candidato a presidente en 2022, competencia para la cual -de acuerdo a encuestas- es favorito.