La Unión Ferroviaria y el sindicalismo frente a la condena de José Pedraza

Política

Dirigentes y militantes gremiales se hicieron presentes para la lectura de la condena a José Pedraza el viernes. Facundo Moyano y Rubén Sobrero hablaron con minutouno.com de la necesidad de una "renovación sindical".

La condena de José Pedraza a 15 años de prisión por el asesinato de Mariano Ferreyra es una marca indeleble en la historia política y sindical de la Argentina. En un país signado por la impunidad que gozaba la violencia sindical, es la primera vez que un jerarca sindical es juzgado y apresado por sus ilícitos al frente del gremio que lideraba –y los métodos patoteriles utilizados en la defensa de tal negocio. Por eso, durante la lectura de la sentencia el viernes en Comodoro Py, no extrañó ver algunos dirigentes gremiales que dicen expresar una renovación.

Facundo Moyano, diputado nacional, secretario general del sindicato de peajes e hijo del líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, llegó pasado el mediodía a los tribunales para escuchar la sentencia. Allí estaban, además de toda la dirigencia de izquierda y sindicalistas de oposición a las respectivas burocracias, Rubén "Pollo" Sobrero, Cladio Dellecarbonara, Roberto Pianelli, Roberto Baradel, Jorge Hospital, Christian Paletti y centenares de ferroviarios alejados de la Lista Verde que lidera el –ahora- condenado Pedraza.

"Es muy importante que la Juventud Sindical esté acá presente, porque es un espacio político gremial militante que ha expresado su apoyo a la lucha contra la tercerización laboral que es el reclamo que realizaba Mariano Ferreyra cuando fue asesinado", expresó Moyano. A su vez, llamó a denunciar "esas prácticas ilícitas de connivencia entre funcionarios de gobierno, sindicalistas y empresarios" y pidió que sea un hecho "ejemplificador, que dé a la militancia aún más argumentos para luchar contra la explotación utilizada por los empresarios".

El fallo –que se conocerá en su totalidad el 17 de junio, pero que fue argumentado oralmente durante una hora por el presidente del tribunal, Horacio Dias-, en el que se condenó a Pedraza y a la patota de ferroviarios y barrabravas que armara junto a su segundo, Juan Carlos "gallego" Fernández y que dirigiera en el plan criminal Pablo Díaz (todos ellos condenados), explicita el negociado de la tercerización entre sindicato, empresa y Estado. Sin embargo, deja afuera de la responsabilidad a los funcionarios públicos. En ese sentido apelarían las querellas del PO y de Correpi, según anticiparon Jorge Altamira y María del Carmen Verdú.

Moyano, por su parte, sí cuestionó al gobierno: "Más allá de apoyar a Pablo Ferreyra (hermano de Mariano) y organizaciones que luchan porque José Pedraza esté preso, debería solucionar el problema de la tercerización para dar una verdadera respuesta al motivo que llevó a que Mariano reclamara y fuera asesinado".  

Además, consultado por minutouno.com, explicó que la participación de Alejandro Ramos –secretario de Transporte- en la asunción de Sergio Sassia al frente de la Unión Ferroviaria es un error, porque la del nuevo secretario gremial es "una conducción viciada porque eran parte de la propia Lista Verde: no hay renovación".

"Más allá de mi relación personal con el "Pollo" Sobrero, creo que él expresa la verdadera legitimidad de las bases ferroviarias y es a lo que tenemos que apostar como una verdadera renovación. Que no tiene que ver con la edad, sino con el nuevo orden: no lo nuevo por lo joven, sino por un nuevo orden. Es lo que expresa Sobrero en ferroviarios, los delegados del subte y el sindicato de Peajes. Y muchos otros compañeros como Atilra en Capital o aeronavegantes de la agrupación JPV", señaló Moyano.

En ese sentido, el Pollo Sobrero dijo que la condena es "un paso adelante, aunque no sea la que se quisiera" y habló de una "bisagra para el gremio ferroviario". Según explicó a este medio, en el juicio quedó demostrada "la complicidad de la UF con los empresarios y el gobierno en los negocios contra los trabajadores", y pidió "no olvidar la relación de estos hechos de corrupción con la masacre de Once, porque ambos se producen por la plata que, en lugar de ir a las vías, va al bolsillo de los dirigentes gremiales que terminan viviendo en Puerto Madero".

Por último, en relación a la asunción de Sassia en el gremio ferroviario, advirtió: "Si el gobierno cree que puede apoyarse en la burocracia sindical para ir en contra de los trabajadores, se equivoca. Y eso se lo vamos a demostrar en la calle".

Por Brian Majlin

Dejá tu comentario