Viviana Canosa y la libertad de expresión según Macri: sin vergüenza

Política

Mauricio Macri publicó un tuit a favor de la libertad de expresión por un supuesto caso de censura pero durante su gobierno no solo despidió cientos de periodistas que no pensaban como ellos hasta encarceló empresarios por no responder a sus intereses.

Se sabe que Mauricio Macri es un personaje sin escrúpulos, un hombre que es capaz de hablar mal de su padre muerto habla mucho de él. Alguien que hace eso es capaz de cualquier cosa, por eso no sorprende su cinismo.

Macri y su extraña libertad de expresión

En la últimas horas se desató una polémica por la decisión que tomó la chimentera Viviana Canosa de renunciar al canal en el que estaba denunciando un supuesto acto de censura, algo que de haber sucedido es repudiable, claro está.

Canosa al aire ha dicho en los últimos tiempo todo tipo de barbaridades, difundió sin pudor y con total brutalidad fake news, ha insultado al aire a políticos y durante dos años tuvo un elenco estable de macristas yendo a su programa, como Patricia Bullrich, Javier Milei y Hernán Lombardi, entre otros.

Pero parece que el viernes pasó algo interno que solo los protagonistas saben, no salió al aire y renunció.

Con ese contexto, Mauricio Macri tuiteó a favor de la libertad de expresión, en un mensaje bastante cobarde porque no nombra ni a Canosa ni a los empresarios supuestamente censores. Pero esto es una anécdota.

"No podemos aceptar ningún tipo de censura sobre la prensa, ni aún la encubierta en buenas intenciones. Es un retroceso a la ignorancia, un castigo que promueve el silencio. Aceptamos el costo de ser libres o aceptamos las consecuencias de no serlo. Yo estoy con la libertad", escribió Macri.

Cinismo al palo

Si bien Macri ha tenido muchos actos de cinismo, este es uno de los más cínicos de todos, porque durante su gobierno presionó y extorsionó medios, al punto de llevar presos a dos empresarios, Cristóbal López y Fabián De Sousa, quiénes no aceptaron sus condiciones. Dos años después la Justicia los declaró inocentes.

Pero si estos empresarios cedían al pedido de Macri y transformaban sus medios en "macristas" o los vendían, no hubieran pasado por las penurias que sufrieron. ¿Y la libertad de expresión?

No contentos con llevar presos a empresarios opositores, de la mano de Hernán Lombardi se persiguió y se despidió cientos de trabajadores de prensa de los medios públicos con la excusa del "ajuste", pero los llenaron de gerentes que cobraban fortunas y se sentaban en los sillones de Télam o la TV Pública sin distinguir el sujeto del predicado.

Nunca hubo tanta censura como en el gobierno de Mauricio Macri, que masacró al periodismo pero hoy se disfraza de defensor de la libertad de expresión. Cinismo al palo.

Dejá tu comentario