Argentina no firmará el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea

Política

"Las conversaciones seguirán y el trabajo realizado es mucho, pero no están dadas las condiciones para firmar el acuerdo", sostuvo Santiago Cafiero.

El canciller saliente, Santiago Cafiero, sostuvo este domingo que la Argentina no firmará esta semana el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, como esperaban Brasil y la presidencia del bloque europeo.

En relación a las expectativas levantadas la semana pasada por el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, el uruguayo Luis Lacalle Pou, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de cerrar el acuerdo durante la cumbre del Mercosur que tendrá lugar desde el 6 de diciembre en Rio de Janeiro, el funcionario fue determinante en declaraciones a La Nación publicadas este domingo.

"Las conversaciones seguirán y el trabajo realizado es mucho, pero no están dadas las condiciones para firmar el acuerdo", sostuvo Cafiero sobre el pacto, arduamente negociado -con pausas incluidas- desde hace más de 20 años.

El tratado, cuyas negociaciones concluyeron en 2019 pero que luego chocó con nuevas diferencias entre las partes, "tiene un impacto negativo en la industria del Mercosur, sin reportar a cambio beneficios para sus exportaciones agropecuarias, que están limitadas por cuotas muy restrictivas y sujetas a regulaciones ambientales unilaterales que las exponen a una vulnerabilidad a futuro", explicó tajante Cafiero.

Lula da Silva responsabilizó a Emmanuel Macron

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, pareció insinuar hoy que su par francés, Emmanuel Macron, será responsable si la Unión Europea (UE) y el Mercosur no pueden cerrar su acuerdo de libre comercio, luego de que el líder europeo afirmara que se opone al pacto.

Lula dijo a periodistas en Dubai que ayer se reunió con Macron allí al margen de la conferencia de cambio climático COP28 porque conocía los reparos del presidente francés al acuerdo y quería convencerlo de cambiar de postura.

Luego de la reunión, Macron, cuyo país fue siempre el más reacio al acuerdo de la UE, dijo a periodistas que estaba en contra del acuerdo porque no era bueno para nadie, se negoció hace mucho tiempo y "no toma en cuenta la biodiversidad y el clima" y solo desmantela aranceles.

Lula contó que en su reunión con Macron le pidió que "abriera el corazón" y pensara que los países de América del Sur y el Mercosur son "países pobres, países pequeños", y sobre el francés, expresó: "Bueno, no pensó".

"Si no tuviéramos acuerdo, paciencia. No es por falta de voluntad. Lo único que tiene que quedar claro es que no digan más que es por culpa de Brasil o por culpa de América del Sur", señaló, y agregó: "Si no hay acuerdo, por lo menos va a ser evidente de quién es la culpa".

Embed

Dejá tu comentario