Fabián De Sousa: "Había un proceso de persecución con fines políticos y de negocios, y tenían que quebrarnos"

Política

Tras el fallo que levantó la quiebra de Oil Combustibles, el accionista del Grupo Indalo detalló paso a paso cómo fue el hostigamiento por parte de la Mesa Judicial M.

Tras confirmarse que la Justicia levantó este miércoles la quiebra de Oil Combustibles, el accionista del Grupo Indalo, Fabián De Sousa, dialogó con el Gustavo Sylvestre en C5N, en donde explicó paso a paso como fue el "proceso de persecución" en su contra por parte del Gobierno de Mauricio Macri.

"Había un proceso de persecución con objetivos políticos y de negocios. Tenían que quebrarnos”, sentenció De Sousa, que explicó que "de Oil Combustibles dependían el resto de las compañías".

Terminó la quiebra de OIL COMBUSTIBLES: ENTREVISTA a Fabián DE SOUSA (PARTE 1)

"Tomaron la decisión que tenían que quebrarnos. Nos pusieron un caballo de Troya adentro de la compañía, que es Ignacio Rosner y De la Torre. Habían intentado hacerlo con Terranova, que hoy está imputado en la causa Servini", señaló el accionista, quien denunció que "se robaron dos mil millones de pesos y pararon la refinería".

De Sousa explicó que se trataba de "una refinería que producía productos para un mercado en el centro de la producción agropecuaria de la Argentina" y que "los productos eran de mucho valor y la refinería era casi la estación de servicio de la Hidrovía".

"Cuando yo me fui de Oil Combustibles, nos fuimos con una compañía operando, recuperado casi el 100% el efecto negativo que había significado este desprestigio y cero deuda posconcursal de impuestos", recordó el empresario, y señaló: "El advenimiento para nosotros es un hecho muy fuerte, primero por el acompañamiento de 339 acreedores. Que todos nos hayan acompañado significa que tan mal no hicimos las cosas".

De esta manera, Fabián De Sousa indicó que la operación llevada a cabo por el macrismo con ayuda de los poderes políticos, judicial y mediático incluyó una campaña de desprestigio hacia él y Cristóbal López: “Parte de la operación era que nosotros habíamos vaciado los fondos de Oil Combustibles y los teníamos en alguna cuenta en Suiza”.

"Nuestro rol es cómo generamos valor, cómo invertimos, cómo damos trabajo. Ese fue nuestro trabajo desde 1998 cuando me vinculé a este Grupo y me hice socio de Cristóbal López", indicó el accionista.

Por su parte, el empresario reveló que posee información sobre Ricardo Gil Lavedra, que da cuenta que mantuvo contactos "con otros actores de la mesa judicial”.

Terminó la quiebra de OIL COMBUSTIBLES: ENTREVISTA a Fabián DE SOUSA (PARTE 2)

"Gil Lavedra ya estaba operando en el tema antes del 16 de marzo, que fue la fecha en donde Fabián Rodríguez Simón, el prófugo que está del otro lado del charco, nos anuncia la 'guerra nuclear'", remarcó De Sousa. "Todos estos señores formaban parte de este proceso de persecución antes de tener designaciones formales. Gil Lavedra fue designado entre abril y mayo. Ya tenía relación con Abad y con otros actores de la Mesa Judicial", agregó.

Sobre Pepín, el prófugo macrista, manifestó que "no tiene dignidad" y recordó que está "escondido en Uruguay" luego de haberle dicho, durante su tiempo en prisión, que se "iba a pudrir en la cárcel".

“Estaría muy bueno que Pepín, Quintana y Macri se sienten en la Justicia y expliquen que no fueron parte de una asociación ilícita. Quizás tienen razón”, expresó y añadió que: “La ciudadanía tiene que saber la verdad, para eso somos una república”.

Dejá tu comentario