Caló ratificó y justificó el paro de 36 horas: "No pedimos nada descabellado"

Política

El secretario del gremio de los metalúrgicos confirmó la huelga que comenzará este miércoles al mediodía pese a los cambios en Ganancias anunciado ayer por el Gobierno. "Me quieren matar los compañeros", admitió.

"Para un dirigente gremial lo más importante es la paritaria y no lo puedo resolver. Porque no se mueven del 22%. Nosotros pedimos salario inicial de 8500 pesos para cualquier trabajador, de bolsillo quedan 6700, es algo lógico, nada descabellado. Es el 31%", explicó Caló, que adelantó que acataría una conciliación obligatoria en caso de que el Ministerio de Trabajo lo dispusiera.

Para graficar la situación, el referente de la CGT oficialista explicó: "Venimos de la década del 90, que fuimos arrasados y en estos 12 años no pudimos recomponer salarios. Hoy en día el metalúrgico, en mayo, los primeros trabajadores están cobrando 5100 por mes, me quieren matar esos compañeros, me van a colgar del Obelisco".

Consultado por los anuncios de modificación de una de las escalas del impuesto a las Ganancias, el metalúrgico fue contundente: "Si estoy haciendo huelga por 8500 pesos, ¿pensás que me importa Ganancias? Tengo 20 mil que pagan el impuesto, pero 230 mil que no, que están debajo de 8000".

Además, el dirigente indicó que viene conteniendo el paro solicitado por las bases "desde hace 20 días", pero que la situación no da para más. "Nosotros pedimos lo mínimo, lo mínimo, lo mínimo: acompañamos este proyecto industrial", esgrimió en declaraciones radiales.

De este modo, el dirigente sindical ratificó que irán al paro desde el miércoles a las 12 -por 36 horas-, aunque advirtió que, "si el Ministerio dicta la conciliación, acataremos".

Temas

Dejá tu comentario